1 de diciembre 2021

29 de julio 2021

Seguridad

Los operativos antidroga de la mafia de Nuevo Laredo

“Narcos” que despliegan operativos antidroga. Eso es lo que se vive en el trayecto de Monterrey a Nuevo Laredo, uno de los corredores comerciales más importantes de México y en el cual, en el último año, la violencia y las desapariciones se han incrementado notablemente.

Por Magenta Staff

COMPARTE ESTA HISTORIA

Un grupo del crimen organizado que despliega operativos antidroga. Eso es lo que se vive en el trayecto de Monterrey a Nuevo Laredo, uno de los corredores comerciales más importantes de México y en el cual, en el último año, la violencia y las desapariciones se han incrementado notablemente. 

Fuentes del sector transportista consultadas por Código Magenta confirman las prácticas implementadas por operadores del Cártel del Noreste (CDN) -antiguos Zetas-, basados en Nuevo Laredo.

De acuerdo con los informantes, miembros de dicho grupo delictivo situados a partir del conocido punto de revisión en el kilómetro 26 controlan el ingreso de vehículos y personas a la ciudad tamaulipeca, considerada el puerto comercial terrestre más importante de América del Norte por su volumen de intercambio, el cual en abril de 2021 se estimó 20 mil 390 millones de dólares, de acuerdo con FreightWaves. Y en meses recientes, los miembros del CDN han incrementado sus labores de vigilancia.

Según testimonios, integrantes del grupo criminal han exigido a los cientos de líneas de transporte que cubren la ruta, que redoblen la vigilancia sobre sus operadores, así como aseguren la no contaminación de sus cargas.

Es decir, exigen la garantía de que en sus vehículos de carga no se transporte la metanfetamina, droga mejor conocida como foco, o cristal, cuyo tráfico es controlado por organizaciones rivales. De sospechar alguna manipulación -señalan- los miembros del Cártel instan a los transportistas a denunciar la situación ante las autoridades aduaneras estadounidenses – o atenerse a las consecuencias.

Aunque es difícil determinar una cifra precisa, el colectivo Todos Somos Uno Buscando Desaparecidos de Nuevo León en Nuevo Laredo estima que, de 2013 a la fecha han desaparecido 157 personas en ese tramo. Mientras tanto, las organizaciones Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FUNDENL) y Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos reportan la desaparición de 56 personas tan solo en 2021. En tanto que el Gobierno de Nuevo León reconoció el 29 de junio la desaparición de 43 personas en la carretera Monterrey-Nuevo Laredo, en ese mismo periodo.

No obstante, se estima que la cifra negra sea mucho mayor debido a que con frecuencia las desapariciones de operadores de camiones de carga no son reportadas a las autoridades por los dueños de las líneas de transporte. Esto, por temor a represalias, comentaron las fuentes.

Protegen su bastión histórico

Estos nuevos operativos antidroga no oficiales responderían al interés de dicha organización delictiva de mantener el monopolio de los negocios ilícitos en la inestable región fronteriza, caracterizada desde hace ya más de una década como un territorio donde los criminales ejercen su autoridad de facto.

Además de representar un punto estratégico para el trasiego de drogas hacia Estados Unidos y Canadá, Nuevo Laredo y sus alrededores son terreno codiciado para el crimen organizado. El robo de hidrocarburos, la extorsión y sobre todo, en los últimos tiempos, el tráfico de migrantes, son actividades regulares en la región conocida como «La frontera chica».

El reacomodo político en Nuevo León, en Tamaulipas y en las aduanas fronterizas, amenazan con arrebatarle su bastión histórico al sanguinario Cártel del Noreste y a las redes político-empresariales vinculadas con este.

Sobre decir que no cederán fácilmente ese multimillonario botín.

Publicidad
Publicidad
Publicidad