FACEBOOK

VISTAS
29 de Julio del 2019

La violencia en México tiene otros datos

La CDMX demostró que en México la violencia sí tiene otros datos. Las cifras fueron maquilladas porque ocurrieron más delitos de los que se registraron.
El Sistema Nacional de Seguridad Pública registró que cada día de junio 100 personas fueron asesinadas. Se trató del mes más violento desde que AMLO es presidente.  Pero Claudia Sheinbaum podría demostrar que en México la violencia tiene otros datos. Y es que la jefa de gobierno de la Ciudad de México reveló hace unos días que en 2018 las cifras de violencia de la CDMX estaban maquilladas. Según sus hallazgos 70% de los delitos fueron alterados. Sheinbaum aseguró que después del análisis de las carpetas se descubrió que 6,353 crímenes no fueron registrados en las cifras oficiales. Dentro de ellos se omitieron 145 homicidios, 715 violaciones y 245 secuestros. Esta información abre la puerta a algo que quizá todos se imaginaban pero nadie, hasta ahora, había podido comprobar: en este país contamos mal la violencia. Recordemos un caso. Es 2011 y en el municipio de San Fernando, en Tamaulipas, un reporte oficial del Gobierno del Estado detalla que se encontraron fosas con “al menos” 193 cuerpos. Pero los lugareños tienen otros datos.  De manera extraoficial se habla de más de 800 cuerpos encontrados. Incluso la activista Isabel Miranda de Wallace asegura que hay más de 500 muertos en las fosas. Entre los datos oficiales y los extraoficiales, hay una diferencia de “al menos” 300 personas. Y este caso no es aislado. Un reportaje de El País registró las cifras de desaparecidos durante la guerra contra el narco que comenzó el gobierno de Felipe Calderón. Los datos oficiales dicen que, a partir del 2006 aumentaron “a un ritmo de 1,000 nuevos desaparecidos cada año, sin embargo organizaciones civiles calculan que hay entre 30,000 y 50,000 tras una década de guerra contra el narco”. Los números nada más no coinciden. Y la información del gobierno de la Ciudad de México podría haber abierto una caja de pandora. “En la mayoría de los delitos hubo maquillaje, hubo una orientación a que no se conociera los delitos que realmente había en la ciudad”, ha reiterado en distintas ocasiones la jefa de la CDMX, Claudia Sheinbaum. La falta es tan grave que la fiscalía estatal abrió una investigación contra el ex procurador de justicia Edmundo Garrido y César Martínez Jasso, ex director de estadística criminal de la CDMX. Porque contar mal los muertos no es una cosa menor. Eso genera una bola de nieve que se hace más y más grande.  Esas cifras, las de los muertos, son la base de políticas públicas y de decisiones estratégicas en seguridad pública. Como la creación de la Guardia Nacional, que es la apuesta del gobierno de la 4T para enfrentar el crimen y la violencia. Pero espera porque eso no es lo peor. Lo peor, es que al final del día no sabemos realmente de qué tamaño es la violencia en México. AMLO ha dicho que “él tiene otros datos”, y sí, podría tener razón, porque todo indica que para la violencia en México sí hay otros datos.