FACEBOOK

VISTAS
28 de Septiembre del 2020

En Guanajuato, la vida no vale nada

Con 42 muertos, el estado del Bajío vivió un fin de semana particularmente violento: hombres, mujeres y policías ejecutados; establecimientos incendiados, fosas descubiertas e incluso cinco personas calcinadas.
Con 42 muertos, el estado de Guanajuato vivió un fin de semana particularmente violento. Incluso para sus estándares recientes. La madrugada de este domingo, un ataque en el centro nocturno La Cabaña del Toro, ubicado sobre la carretera estatal Jaral de Progreso-Cortazar, cobró la vida de 11 personas y una más fue lesionada. Según reportes de El Universal, un comando acribillo con armas de distintos calibres a bailarines, personal de servicio, así como a los clientes que se encontraban en el lugar. Entre las víctimas se encontraron siete hombres y cuatro mujeres, informó la Fiscalía General del Estado (FGE). La persona que resultó herida -del sexo femenino- fue trasladada a un hospital. En otro hecho, en Salamanca, tres taqueros fueros asesinados en la colonia Santa Rita a plena luz del día. Eran las 13:30 del domingo, aproximadamente. Apenas el viernes se confirmó la existencia de una fosa clandestina en Irapuato, cinco personas fueron quemadas dentro de una camioneta en Acámbaro, un policía de Yuriria fue asesinado durante su día de descanso y varios cuerpos abandonados fueron descubiertos en un arroyo en León. Asimismo, el mismo viernes fue quemado y baleado el restaurante “Los Tres Hermanos”. Según reportes, en el lugar fueron encontrados dos muertos y un narcomensaje firmado por el “Grupo Los M”. Extorsión y violencia El estado del Bajío ya superó el número de agentes de seguridad que fueron asesinados en todo el 2019. De acuerdo con Proceso, hasta el momento son 74 los elementos muertos violentamente entre enero y septiembre de este año. Según reportes periodísticos, el Cártel Jalisco Nueva Generación realiza una campaña para exigir el pago de extorsiones a restauranteros y otros comerciantes. De lo contrario, se puede apreciar en algunos volantes entregados en domicilios, quemarán sus negocios o secuestrarán a sus familiares. “No tiene ningún caso que intentes irte o esconderte; te tenemos completamente ubicado a ti y a toda tu familia”, dice un volante dirigido a un comerciante y al que tuvo acceso Reforma, que viene acompañado de fotografías de las fachadas y domicilios de los negocios y terrenos del amenazado, así como fotos de su esposa y sus hijos. “Y ni siquiera intentes jugarle al vivo y acudir a quejarte con las autoridades porque ahí nos van a avisar en cuanto haya algún movimiento tuyo o de tu familia”, advierte el volante. El comunicado personalizado da un plazo de 24 horas al comerciante para comunicarse a un número telefónico, en caso contrario, interpretarán que no quiere “negociar” ni llegar a un arreglo. El medio Infobae señala que uno de los principales sectores afectados por este delito son los bares, restaurantes y establecimientos de tacos, pues tan solo en las últimas dos semanas, dos negocios fueron atacados en Celaya. El pasado 2 de agosto, fuerzas federales lograron la detención de José Antonio Yépez “El Marro”, considerado el cabecilla del Cártel de Santa Rosa Lima (CSRL), grupo criminal que presuntamente controla la actividad delictiva en la región desde hace años. En vez de traducirse en un decenio en la violencia, la aprehensión de “El Marro” ha resultado en un recrudecimiento de la violencia en la entidad. Expertos se lo atribuyen a un recomido entre las distintas células que conformaban el Cártel de Santa Rosa, así como a la irrupción del Cártel Jalisco Nueva Generación, que busca arrebatarle el control del negocio criminal al CSRL.