21 de mayo 2022

17 de enero 2022

Seguridad

El fiscal que conspiró con los Beltrán Leyva

Édgar Veytia, fiscal de Nayarit en el gobierno de Roberto Sandoval, utilizó el aparato del Estado para detener y asesinar a rivales del Cártel de los Beltrán Leyva, de acuerdo a un reporte de la Comisión Nacional de Búsqueda

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

De acuerdo con un reporte de la Comisión Nacional de Búsqueda, el fiscal de Nayarit en el gobierno de Roberto Sandoval, Édgar Veytia, utilizó el aparato del Estado para detener y asesinar a rivales del Cártel de los Beltrán Leyva.

¿Por qué importa?

El documento, emitido por la Secretaría de Gobernación, asegura que la estructura criminal orquestada por ambos ex funcionarios se gestó desde 2009 cuando Sandoval era alcalde de Tepic y terminó por consolidarse tras ser nombrado gobernador de Nayarit.

El contexto:

Desde septiembre de 2019, Veytia cumple una sentencia de lavado de dinero de la Corte del Distrito Este de Nueva York; en tanto, el ex gobernador Sandoval permanece preso en México, tras ser detenido en Nuevo León la madrugada del 6 de junio de 2021.

Los detalles:

  • Según la investigación, efectuada por la Comisión Nacional de Búsqueda con el objetivo de entender el contexto criminal en el que ocurren las desapariciones, de 2011 a 2017, el gobierno de Nayarit colaboró con el Cártel de los Beltrán Leyva para posteriormente trabajar con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).
  • En su calidad de gobernador, Roberto Sandoval Castañeda y Édgar Veytia como titular de la Fiscalía General del Estado (FGEN) pactaron con los Beltrán Leyva para operar a su favor durante su administración, hasta que la alianza se fracturó tras “venderle la plaza” al CJNG.
  • “Como parte de ese pacto, desde el estado nayarita se protegía a ese grupo criminal y se eliminaba a integrantes de las organizaciones contrarias que acechaban la plaza, particularmente el Cártel Jalisco Nueva Generación. Su recompensa no sólo era monetaria sino permitía también ensalzar al gobierno en el combate contra el crimen organizado.
  • “No obstante, las autoridades nayaritas no detenían ni ejecutaban a los líderes de las bandas criminales, sino a las personas más vulnerables dentro de la cadena de distribución de drogas: las relacionadas con el narcomenudeo”, se puede leer en el informe de la Comisión Nacional de Búsqueda.
  • Presuntamente, los ex funcionarios habrían delatado la ubicación de los cabecillas de sus antiguos aliados ante la Secretaría de Marina (Semar), entre los que se encontraba Juan Francisco Patrón Sánchez, alias “El H2”, abatidos en un operativo.
  • “Los Beltrán Leyva consideran esto una traición, por lo que buscan llevar a cabo acciones en contra de la Fiscalía General del Estado de Nayarit; sin embargo, no lo consiguen hasta que encuentran condiciones favorables, lo que ocurre cuando la fiscalía se debilita y pueden atacar a las personas que estaban directa e indirectamente relacionadas con el grupo ejecutor de la FGEN en la distribución de drogas, práctica que se conoce como ‘limpia de plaza’”, se agrega en el reporte.
  • El informe de la Segob añade que, durante 2017, personal de la Fiscalía reclutaba jóvenes para el CJNG cuando éste ya operaba en la entidad, lo que desencadenó el conflicto con los Beltrán y un año después dio pie a desapariciones masivas.
  • Según sus datos, hasta antes de la gestión Sandoval-Veytia, la Comisión Nacional de Búsqueda registraba 16 personas desaparecidas por año. El promedio anual se incrementó a 206 desapariciones, de 2017 a 2020. Incluso después de su detención, dicha problemática se mantiene vigente.
Publicidad
Publicidad
Publicidad