FACEBOOK

VISTAS
25 de Julio del 2019

¿Cómo detuvimos a los migrantes?

En 45 días, México disminuyó el flujo migratorio alrededor de 36.2 por ciento. Se debe a dos razones: la Guardia Nacional y la Ley de Migración.
Primero vamos a entender la cifra de 32.6 por ciento. Según Ebrard, a partir del 7 de junio, al día 3 mil 880 personas llegaron a los Estados Unidos cruzando por territorio mexicano. Para el 13 de julio, poco más de un mes, esa cifra disminuyó a 2 mil 652 personas. Pero, ¿qué pasó con las otras mil 228 personas? Vamos por partes. Con tal de evitar una sanción comercial, México se comprometió con el vecino del norte a disminuir “significativamente” el paso de los migrantes por nuestro país. Para lograrlo, el gobierno envió la Guardia Nacional a la frontera norte y sur. Los elementos de seguridad redoblaron los retenes y aumentaron el patrullaje. Incluso el presidente de los Estados Unidos se sorprendió con la cifra de efectivos empleados en la estrategia: “Mexico está moviendo 6 mil soldados a su frontera sur. Son muchísimas tropas, nunca habíamos escuchado un número como ese, esos son muchos militares pero es lo que ellos quieren hacer”, opinó Donald Trump. Los operativos en el Río Suchiate se multiplicaron. La Guardia Nacional detiene a los que vienen de países más retirados, como Honduras y Nicaragua, y además no cuentan con sus papeles en regla. Son llevados a una estación migratoria para luego ser deportados. Las redadas masivas han tenido lugar en hoteles, en inspecciones vehiculares, hasta en los trenes. En consecuencia, el mes pasado se registraron niveles de deportación nunca antes vistos. Durante cada día de junio 730 migrantes fueron sacados del país. Los Estados Unidos están satisfechos con los resultados de México, incluso Donald Trump nos felicitó en la red del pajarito. Pero de este lado de la frontera no todos están de acuerdo con las inspecciones de la Guardia Nacional. Encargados de albergues de migrantes y defensores de derechos humanos llevan días denunciando acoso militar Incluso a la Guardia Nacional la llaman el muro mexicano porque dicen que impide a los migrantes llegar al norte, tal y como Trump lo propone con su propio muro. Así lo cree el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, él dice que la Guardia Nacional “fue creada para combatir delincuentes, no para combatir migrantes”. Las medidas para contener a los migrantes seguirán, por lo menos, durante 45 días más. Y mientras que Ebrard celebra que la meta se logró sin ser obligados a firmar un trato como tercer país seguro. Defensores de derechos humanos aseguran que, sin estar escrito en papel, en la práctica ya somos el tercer país seguro. Ese que las autoridades nacionales se niegan rotundamente a ser… Increíble que no haya habido respuesta/reclamo del gobierno mexicano frente a la medida decretada por Estados Unidos de ya no procesar peticiones de asilo a quienes hubieran cruzado por México. Eso de facto nos transforma en Tercer País Seguro si no deportamos a centroamericanos. Y tú, ¿qué opinas?