17 de agosto 2022

19 de julio 2022

Seguridad

Chapitos-Mayo-Caro: La disputa por la Ciudad de México

De 2020 a la fecha, células del Cártel de Sinaloa ligadas al “Mayo” Zambada y Ovidio Guzmán, así como al recién capturado Caro Quintero se disputan la Ciudad de México, reveló un análisis elaborado por autoridades capitalinas

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Un reporte de inteligencia elaborado por la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, con información de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) refiere que, de 2020 a la fecha, células del Cártel de Sinaloa (CDS) y del recién capturado Rafael Caro Quintero se disputan la plaza.

¿Por qué importa?

La narrativa que sostuvo la administración anterior, acerca de que la delincuencia organizada no tenía presencia en la CDMX, resultó contraproducente, revela el análisis, ya que negar su existencia “fueron alicientes importantes para su crecimiento”.

El contexto:

Un tiroteo en la carretera México-Cuernavaca, sucedido la semana pasada entre elementos de seguridad capitalinos y pistoleros resultó en 14 detenidos. Algunos de ellos portaban placas con las siglas JGL (en referencia a Joaquín Guzmán Loera) y logotipos de un ratón. Expertos de seguridad refieren que “Los Chapitos” buscan irrumpir en la Ciudad de México.

Los detalles:

  • De acuerdo a David Fuentes, reportero de El Universal, las células del CDS identificadas con Ismael “Mayo” Zambada y Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo” se disputan el territorio de la CDMX no sólo para actividades financieras o de trasiego de droga, sino también para distribución y venta de cocaína, principalmente.
  • El reporte de inteligencia elaborado por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, que incluye datos de la Sedena reporta la detención de al menos 49 individuos, entre jefes de células, operadores financieros y distribuidores de droga con una importante jerarquía.
  • Tras el más reciente episodio en Topilejo, que involucró la captura de 14 personas ligadas a Ovidio Guzmán y su grupo “Los Chapitos”, la indagatoria concluyó que operaban desde hace tres meses en la Ciudad de México con la intención de apoderarse de las narcotiendas de la capital.
  • “Empezaron a secuestrar a personas que ya vendían droga, para que trabajaran para ellos”, se reveló en el informe, mismo que evidencia la disputa al interior del Cártel de Sinaloa y Sonora.
  • El sur de la Ciudad de México es considerado como un corredor estratégico para el tráfico de drogas, armas y todo tipo de contrabando ilegal. Su condición boscosa (en el Ajusco) y alejada lo convierten en un lugar codiciado por la delincuencia.
  • El primer gran golpe contra integrantes del Cártel de Sinaloa -según Fuentes- se dio el 29 de abril de 2020, luego de que nueve personas fueran detenidas por distribuir droga en la zona de Tepito-Morelos, alcaldía Cuauhtémoc. Esto alertó a las autoridades de la presencia de este grupo criminal.
  • Posteriormente, Marco Antonio Munguía Villarreal fue capturado en Polanco, el 13 de enero de 2021 y quien traficaba droga bajo la protección del “Mayo” Zambada. Según fuentes consultadas, su detención le abrió la puerta a “Los Chapitos” en la CDMX, al tratar de ocupar los puntos de venta y rutas establecidas por éste.
  • Cinco días después, en un camellón de la avenida Río San Joaquín, se volcó una camioneta Dodge Hyundai blanca, con mil 200 kilogramos de cocaína, cargamento que fue atribuido por autoridades federales a Rafael Caro Quintero.
  • Un año después, el 31 de enero de 2022, Luis Irminger Moreno fue detenido por el delito de narcomenudeo en la alcaldía Venustiano Carranza. Dijo pertenecer al Cártel de Sinaloa y ser familiar de Ovidio Guzmán, además de distribuir drogas en distintos puntos de la capital del país.
  • El reporte de inteligencia refiere que la guerra entre la gente de “El Mayo” Zambada y “Los Chapitos” ha dejado una estela de al menos 75 muertos de 2020 a la fecha, en su intento por apoderarse de la Ciudad de México.
  • La mayoría ha muerto en condiciones violentas, como fue el caso de Juan Antonio Valenzuela Ortiz, perteneciente al Cártel de Sinaloa y quien fue asesinado el 11 de junio de 2020 en un hotel de Santa Fe.
  • Se le identificó como sobrino de Luis Gabriel Valenzuela y/o Julián Grimaldi Paredes, presunto operador logístico del “Mayo” Zambada y quien se dedicaba a traficar droga en Tijuana, Guadalajara, CDMX y Los Ángeles, California.
Publicidad
Publicidad
Publicidad