30 de septiembre 2019

Seguridad

A mí me salvó el Topo

Previo a su clausura, Código Magenta ingresó al penal y rescató algunas de las historias que albergó esa prisión y que ahora continúan fuera de sus muros.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

La violencia, el desorden, el crimen, la sangre… todos ya conocemos esa cara del penal del Topo Chico en Monterrey. Pero el mítico centro penitenciario esconde miles de historias más grandes. Previo a su clausura, Código Magenta ingresó al penal y rescató algunas de las historias que albergó esa prisión y que ahora continúan fuera de sus muros.

Publicidad
Publicidad
Publicidad