22 de junio 2021

14 de mayo 2021

Seguridad

La militarización de la policía: el caso de la brutalidad en Colombia

Las fuerzas del orden de Colombia han excedido toda medida de proporcionalidad en la contención de la protesta social más significativa en una generación. El descrédito e ineficacia de la policía nacional no es un caso aislado, es parte de una tendencia latinoamericana que también amenaza a la Guardia Nacional en México.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?
El uso desproporcionado de la fuerza desplegado por las autoridades colombianas -altamente militarizadas- fue condenado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Union Europea y Estados Unidos y otros organismos internacionales, quienes urgieron al gobierno de Iván Duque a prevenir más víctimas civiles y policiales.

¿Por qué es importante?
El descrédito e ineficacia de la Policía Nacional de Colombia no es un caso aislado, es parte de una tendencia latinoamericana que también amenaza a la Guardia Nacional en México. Hace apenas unos días, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), mostró su preocupación ante la creciente militarización de la vida pública en México.

Aunado a esto, la creciente dependencia en Latinoamérica de cuerpos militarizados o formalmente militares, para llevar a cabo labores básicas de seguridad pública, ha resultado en un aumento en las quejas de abusos de derechos humanos.

Detalles:

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, enfatizó este martes la importancia de que el gobierno de Colombia permita las protestas pacíficas, después de que la organización denunciara un uso excesivo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad.


La Unión Europea se adhirió a las advertencias y pidió “evitar el uso desproporcionado de la fuerza”.

El portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Ned Price, hizo un llamado a la policía colombiana a respetar la integridad de los manifestantes.

La organización de derechos humanos, Amnistía Internacional, pidió poner “fin a la represión de las manifestaciones (y) cesar la militarización de las ciudades”.


En México, a poco más de dos años de su fundación, la Guardia Nacional se ha convertido en una de las instituciones con más quejas en materia de violación de las garantías individuales, tal como lo dio a conocer la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Se registran 209 quejas contra este cuerpo de seguridad por presuntas violaciones de derechos humanos, de enero a septiembre de 2020, según refiere la CNDH.


Con ello, la Guardia Nacional se convirtió en la novena dependencia federal con más señalamientos de este tipo, superando a la Fiscalía General de la República (203 quejas) y detrás de la Secretaría de la Defensa Nacional (237).

Contexto:

En Colombia, las manifestaciones tomaron fuerza hace dos semanas, motivadas por una poco popular reforma tributaria presentada por el presidente Iván Duque, en la cual, a pesar de avances hacia la población más pobre, se cargó una mayor tasa impositiva a la clase media sin tocar demasiado a los más ricos.


Sin embargo, las protestas responden a un generalizado descontento social en Colombia, donde el costo del nivel de vida ha ido en aumento mientras la población sufre los estragos económicos de la pandemia de Covid-19.


En el transcurso de 14 días, las protestan han resultado en la muerte de 42 personas, informó este martes la Defensoría del Pueblo. También se registran 168 personas desaparecidas.


En México, el presidente López Obrador ha reiterado que su gobierno castigará los abusos a los derechos humanos cometidos por las fuerzas de seguridad del Estado. Sin embargo, los casos continúan acumulándose, en la mayoría de los casos sin avanzar en el esclarecimiento de los hechos.

Desde su creación, la Guardia Nacional aún no se ha enfrentado a una ola de protestas masivas similares en proporción a las que se viven hoy en Colombia.

Publicidad
Publicidad
Publicidad