FACEBOOK

VISTAS
16 de Febrero del 2018

El muy visible Sr. Martínez

David Martínez Guzmán, reconocido como el financiero más influyente en Wall Street, solía ser tan invisible que le llamaban “El Misterioso Señor Martínez”
Solía ser invisible, pasar inadvertido ante la comunidad financiera nacional e internacional, y aparecer victorioso solo cuando sus acuerdos estaban consumados. Lo mismo para apuntalar alguna corporación privada en problemas, para comprar deuda soberana y rescatar gobiernos en quiebra o para adquirir obras de arte valuadas en decenas de millones de dólares. Su discreción le valió que lo llamaran “El Misterioso Señor Martínez”. Pero esa figura casi invisible aparece cada vez con más frecuencia y a tomar roles más activos en los consejos de administración de las más poderosas corporaciones, asomándose en reestructuras de deuda,  desde la argentina, la griega o la venezolana. Es David Martínez Guzmán, reconocido como el financiero más influyente en Wall Street, un mexicano originario de Monterrey que en solo dos décadas se convirtió en un mito solo comparable con Carlos Slim. El origen de su multimillonario fondo conocido como Fintech Advisory es igual de misterioso. Sus admiradores hablan de sus excelentes dotes para negociar en el momento oportuno, logrando millonarias utilidades. Dinero llama dinero. Sus detractores, empero, dicen que por décadas operó las finanzas de los Legionarios de Cristo y las inversiones grises de algunos capitanes de empresa mexicanos. Su última incursión en las finanzas corporativas se dio hace unos meses, cuando asumió el grupo de control de la emproblemada constructora ICA, decretada en suspensión de pagos. Pero su leyenda y su creciente poder e influencia en las mesas de los consejos de administración despegó con el rescate de dos empresas regiomontanas, Vitro y Cydsa, quede vivir severas crisis financieras pasaron a una reestructura que les devolvió el aliento. Desde entonces su leyenda camina por los pasillos de decenas de empresas en reestructura,que demandan con urgencia inyecciones de capital para crecer o para no caer en falta. Además de Vitro, Cydsa e ICA, el ya más visible Señor Martínez está sentado ya en el consejo del Grupo Alfa. Y sus estrategias fueron clave para unificar la fragmentada Iusacell para convertirla en un fruto apetecible para ATT en su entrada a México. Quizás por ello el nombre de David Martínez se volvió tan familiar en los pasillos financieros de Televisa, en donde sus relaciones personales le valieron incursionar en nuevas aventuras energéticas en aguas profundas, como Seadrill. Pero una de sus facetas mas admiradas por sus colegas es la sangre fría con la que apuesta en mercados emproblemados. Son muy abiertas sus relaciones con el gobierno argentino, en especial con los Kishner, la exfamilia presidencial bajo cuyo régimen David Martínez se convirtió en un magnate de los medios y las telecomunicaciones, disputando el marcado argentino al invencible Carlos Slim. Y sus recientes acercamientos con el controvertido gobierno venezolano de Nicolás Maduro lo instalan como un jugador geopolítico de muy alto riesgo, elevando con ello su perfil internacional. El último anuncio es que Fintech Advisory negocia un préstamo de 300 millones de dólarespara impedir que la convulsionada nación entre en suspensión en el pago de su 3 mil millones de dólares. Por eso no hay que perder de vista al otrora Misterioso Señor Martínez. Porque aunque no aparece en las listas de Forbes, ni se conocen mas de media docena de fotografías de su rostro, su peso financiero corporativo y gubernamental se hace cada vez más visible, más real. Quizá es tiempo de que además de reconocerle sus indiscutibles méritos como cazador de oportunidades hay que comenzarlo a llamar “El Poderoso Señor Martínez”. No lo pierdan de vista.