FACEBOOK

VISTAS
21 de Febrero del 2018

Oootra vez Hidalgo

Desvíos de la Sedesol y Sedatu fueron bajo contratos con Radio y Televisión de Hidalgo, estado que de nuevo se sitúa en el epicentro del debate nacional
La Auditoría Superior de la Federación detectó desvíos millonarios de dineros públicos en la Sedesol y la Sedatu, cuando su titular era Rosario Robles. Fueron cerca de 1,311 millones de pesos, cuya salida se justificó, entre otros, bajo contratos con Radio y Televisión de Hidalgo. Esos dineros fueron transferidos a Monex -¿otra vez?- y a CI Banco, para convertirlos en dólares y enviarlos a cuentas en China, Ecuador, Bélgica, Israel y Estados Unidos. El caso reinstala al estado de Hidalgo en el epicentro del debate nacional, sobre todo considerando que es la entidad que fue gobernada por Miguel Ángel Osorio Chong, hasta hace unas semanas Secretario de Gobernación en el actual régimen. Hidalgo también cuenta en su haber con ser el estado en donde se fortaleció el Partido Encuentro Social, apadrinado por Osorio Chong y hoy en alianza con Morena, para impulsar la candidatura de Andrés Manuel López Obrador. Tan fuerte es el apoyo que se le dio al PES en Hidalgo, que en la primera elección en la que participó en esa entidad superó en votación al Panal, al Partido Verde, a Movimiento Ciudadano y al PT. Es también el estado de donde es originaria Carolina Viggiano Austria, quien fuera secretaria general del PRI en Hidalgo y en 2005 coordinadora de campaña de Osorio Chong en su búsqueda por la gubernatura. Es la misma Carolina que es cónyuge de Rubén Moreira, el ex gobernador de Coahuila que ahora despacha como Secretario de Organización del PRI. También de Hidalgo es Nuvia Mayorga Delgado, quien fuera la secretaria de Finanzas del gobernador Osorio Chong y quien más tarde se fue a presidir la Comisión de Presupuesto del PRI en la campaña presidencial 2012. Una campaña en la que, por cierto, el nombre de Monex aparece por primera vez como intermediario financiero para la emisión de tarjetas presuntamente repartidas por el PRI para operar la elección presidencial. Es la misma Nuvia que el pasado 31 de enero fue involucrada por el diario Reforma dentro de una investigación de la Fepade, buscando detectar si en sus cuentas aparecían dineros de los sobornos aportados por Odebrecht. Es la misma constructora brasileña a la que PEMEX le asignó contratos millonarios en la refinería de Tula, otra vez en Hidalgo. Y es la misma Odebrecht que de acuerdo a su director en México, Luis Menses, fue inducida por funcionarios públicos a subcontratar los servicios de constructoras del estado de Hidalgo. Una de ellas es Construcciones Industriales Tapia, que opera precisamente en Hidalgo y que es propiedad de Juan Carlos Tapia. A esa constructora recomendada, se le sumaron dos recomendadas más: Grupo Constructor Tulancingo y Construcciones Sky Universal, también domiciliadas en el estado de Hidalgo. Esas constructoras son propiedad de Carlos Aniano Sosa Velasco, quien a su vez es el hombreque le renta desde el 2011 dos residencias en Las Lomas y en Lomas de Chapultepec a Osorio Chong. Por eso advertimos de la enorme suerte que tiene el estado de Hidalgo, que con menos del 2 por ciento de la población influye, y en grande, en el actual sexenio. Desde la secretaría de Gobernación, las finanzas y la secretaría de Organización del PRI, PEMEX, la refinería de Tula y la ejecución de los contratos de la cuestionada Odebrecht para las constructoras de sus hijos pródigos. ¿Así, o más claro?