FACEBOOK

VISTAS
07 de Mayo del 2018

Lo que no ven

Como un balde de agua fría debió caer entre el establishment mexicano la última encuesta del Grupo Reforma, en la que se confirma que AMLO sigue siendo puntero
Como un balde de agua fría debió caer entre el establishment mexicano la última encuesta del Grupo Reforma, la primera formal tras el primer debate presidencial. En síntesis, Andrés Manuel López Obrador se conserva sin cambios como puntero con el 48 por ciento, Ricardo Anaya crece cuatro puntos para alcanzar los 30, José Antonio Meade y El Bronco bajan un punto mientras que Margarita Zavala cede dos. Para los que buscan desbancar al llamado “Peligro para México” la lectura optimista es que si suman las preferencias para los cuatro rivales de AMLO, se van a 52 puntos, cuatro por encima del candidato de Morena. Hay que aclarar que aún bajo esa óptica, todavía hay que convencer de mantener el mismo patrón al 18 por ciento de los indecisos, que no contestaron la encuesta. Pero más allá de servir para justificar el cambio de la alianza Al Frente por México por la de Todos contra López Obrador, una lectura mas seria y profunda revela sorprendentes resultados. Al responder sobre atributos positivos, López Obrador barre al ser visto como el que más se preocupa por las personas (42%), el que mejoraría la economía de las familias (42%) y el más capaz para gobernar (40%). También se ve al de Morena como el que más reduciría la corrupción (36%), mejoraría la educación (36%), disminuiría la violencia (33%) y combatiría mejor al narcotráfico y al crimen (33%), incluida su amnistía confusa. Solo en el renglón de quién es más inteligente lo supera Ricardo Anaya con 33 por ciento,contra 28 de López Obrador y 14 de Meade. Lo doblemente sorprendente es que en atributos negativos, el candidato de Morena es reconocido como el que robaría menos (35%), pero lo ubican como el que más podría desestabilizar al país (32%) o el que pactaría con el narcotráfico (29%). Pero cuando se les pregunta a los encuestados quién es el “Peligro para México”, asómbrense, gana Meade con el 30 por ciento de las respuestas. El candidato priista no-priista gana también como el que miente más (27%) y como el que más beneficiaría a los influyentes (36%). La buena para Ricardo Anaya es que no puntea en ninguno de los atributos negativos. Por eso cuando les pregunta a los encuestados ¿Quién tiene la peor imagen?, el puntero es Jaime “El Bronco” Rodríguez con el 44 por ciento, seguido de Meade con el 43 por ciento, Margarita con el 37 por ciento, Anaya con el 33 por ciento. Contra lo que buscaría el establishment, López Obrador es el que menos imagen mala tiene, con apenas el 26 por ciento. Más aún, una clara mayoría del 54 por ciento reconoce que el tabasqueño representa el cambio que México desea. Y si existían dudas de que el sistema está metiéndole manos a la elección presidencial, un 61 por ciento de los encuestados sí creen que la mano negra del gobierno y sus aliados está presente. Por eso insistimos en el divorcio de visiones entre los que tienen y los que no tienen. Por eso la elección presidencial 2018 asoma cada día una radicalización que crecerá si -como ya lo buscan, aunque lo nieguen- la disputa se limitará a solo dos candidatos en la boleta. Veremos.