FACEBOOK

VISTAS
12 de Marzo del 2019

Informe en el primer inning

En la primera entrada de su administración, Andrés Manuel López Obrado logró sacar la pelota del estadio y las cifras lo demuestran. Una comparación de las predicciones con los hechos dejan ver que el presidente salió bien librado de los primeros 100 días, aunque él sabe que esto no se acaba hasta que se acaba
El informe de los 100 días del presidente Andrés Manuel López Obrador presentado ayer en el Patio del Palacio Nacional evocó aquellos informes anuales que solían dar los presidentes del PRI. Esos informes que solían darse hasta antes de que Porfirio Muñoz Ledo y Vicente Fox desde sus curules orillaran a Ernesto Zedillo y sucesores a cancelarlos. Pero por encima de las evocaciones del pasado, lo que hay que conceder es que con las cifras en mano, al menos en estos primeros meses de su gobierno, el primer turno al bat sacó la pelota del estadio. Y para comprobarlo comparemos las predicciones con los hechos. Predicción: Tan pronto se siente López Obrador en la silla presidencial, la desconfianza popular hará que el dólar se vaya por las nubes. Hechos: Cuando arrancó el gobierno de la Cuarta Transformación el dólar estaba en 20.70 y al cierre de los 100 días cotiza a 19.80. Una revaluación del .46 por ciento. Predicción: Las medidas del nuevo gobierno serán tan drásticas, que se vendrá un desplome en el crecimiento económico. Hechos: Aunque su antecesor le dejó las arcas secas, el ajuste natural por el cambio de gobierno, la controversia por la cancelación del nuevo aeropuerto, el cuestionable manejo de Pemex y el entorno económico mundial, el ajuste en el crecimiento frente al último año del sexenio anterior baja de 2.1 a 1.8 por ciento, según la estimación para 2019 de Standard & Poor’s. Es el menor descenso económico de los últimos cuatro cambios de sexenio, en los que se registraron caídas de 10.6 puntos porcentuales con Zedillo, 5.3 con Fox, 2.2 con Calderón y también 2.2 con Peña Nieto. Predicción: El populismo lopezobradorista generará una elevación de los precios que impactarán en la inflación que ya se tenía mas o menos controlada en 5 por ciento. Hechos: La inflación en los primeros 100 días apenas alcanza el 3.94 por ciento, el menor encarecimiento de la vida para una clase trabajadora a la que se le otorgó un incremento salarial del 16 por ciento, el mayo registrado en unas sola exhibición en los últimos cinco sexenios. Predicción: Tan pronto arranque el sexenio vendrá la desilusión de los 30 millones que votaron por López Obrador y se verá la realidad entre ser candidato y ser presidente. Crecerá el desencanto. Hechos: El nivel de aprobación a la gestión de los primeros 100 días alcanza entre el 75 y el 80 por ciento. Eso significa que si el 51 por ciento de los mexicanos votaron por él en julio, hay por lo menos en marzo otro 30 por ciento adicional ya que se le sumó en su cruzada. Predicción: La confianza de los mexicanos se desplomará cuando vean las erráticas políticas sociales y financieras del nuevo gobierno. Hechos: El índice de confianza medido por el INEGI y por el Banco de México alcanzó los 48.8 puntos, el mas elevado desde que se hace la medición. Y para ser justos, hay que decir que ese no es el nivel de confianza que comparten el 20 por ciento de los mexicanos que tienen la decisión sobre el 80 por ciento de las inversiones. Predicción: El sacudimiento de las reformas de la Cuarta Transformación desplomará la confianza de los empresarios y sacudirá a la Bolsa Mexicana de Valores. Hechos: Cuando arrancó la Cuarta Transformación el 49.5 por ciento de los empresarios decían apoyar el cambio. Hoy se eleva ligeramente al 50.7. Y el índice de la Bolsa Mexicana de Valores de estar en 41 mil 732 puntos al arrancar el nuevo gobierno ahora está en 41 mil 586, a pesar de los sacudimientos internos –cancelación de aeropuerto y Energía- así como los externos, elevación en las tasas de interés. Por supuesto que en términos beisboleros estamos hablando de la parte alta de la primera entrada. Pero aunque con algunos desfiguros en las señales del umpire y otros en el orden al bat, el arranque luce muy bien. Ojalá que no solo se pueda mantener, sino mejorar. Porque esto no se acaba, hasta que se acaba.