FACEBOOK

VISTAS
27 de Marzo del 2020

India y Perú: dos ejemplos

Mientras debatimos si tenemos las cifras correctas, y mientras otros países, con niveles de pobreza similares a la nuestra, toman decisiones mas radicales, en México no se ve una acción que exhiba la emergencia contudente. Son medidas aisladas, parciales, incompletas.
Pocos creen que mientras Texas tiene mil 345 contagios de Coronavirus, los cuatro estados mexicanos fronterizos con los que colinda –Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua- apenas tengan 76. Tampoco compran aquello de que mientras California, en Estados Unidos, registra 3,922 contagios, su estado mexicano fronterizo, Baja California, solo tiene 14. Ni que decir de Arizona y Nuevo México que juntos tienen 513 contagios, mientras que sus fronteras mexicanas colindantes –Sonora y Chihuahua- juntos apenas reportan 10. Y mientras debatimos si tenemos las cifras correctas, y mientras otros países, con pobrezas similares a la nuestra, toman decisiones mas radicales, en México no se ve una acción que exhiba la emergencia contudente. Son medidas aisladas, parciales, incompletas. Ya no queda decir aquello de que apenas estamos en Fase 2; la India y Perú son ejemplo de lo que dos gobiernos puede hacer si lo deciden, aun cuando estén en Fase 1 o Fase 2. La India tiene un contagiado por cada 2 millones de habitantes, con 16 muertos; Perú registra un contagiado por cada 66 mil habitantes y ya tiene 9 muertos; México alcanza un contagio por cada 258 mil habitantes y registra 6 muertos. Analicemos lo que están haciendo India y Perú. India tiene mil 300 millones de habitantes. Son diez Mexicos en un solo país. Y el pasado miércoles 25, con 661 contagiados y 16 muertos –cifras un poco mayores a las que hoy reporta México, pero en un país 10 veces mas grande- el primer ministro Narendra Modi ordenó el encierro total. La medida equivale, proporcionalmente, a que México hubiera decretado cuarentena total cuando apenas tenía 66 casos y dos muertos. Para la India serán 21 días del llamado lockdown, o cuarentena absoluta, en una economía donde existen al menos 300 millones de personas que viven por debajo de la línea de la pobreza. El equivalente a poco mas de dos México, completamente miserables. En su mensaje a la nación, el ministro Modi suplicó responder a la cuarentena de 21 días, porque de no hacerlo significaría retroceder 21 años en su desarrollo. El encierro para los ciudadanos de la India no será fácil. La miseria y el hacinamiento en casas, que son simples cuartos donde duermen 10 o 12 personas, es de lo mas común. Imposible que Susana Distancia pueda acomodarse ahí. Pero el primer ministro Modi estimó que el encierro obligado era el mejor camino para impedir que la democracia mas grande del mundo repitiera los trágicos ejemplos de Italia y España. En Perú, con 32 millones de habitantes y de ellos 6 millones en pobreza, el presidente Martín Vizcarra decretó tanto el estado de emergencia, como el toque de queda nocturno. El ordenamiento de la cuarentena, con cárcel para quien fuera sorprendido en la calle, se inició 15 marzo y debía terminar el primero de abril. Pero con 557 contagios confirmados –un poco arriba de los 465 de México- el presidente Vizcarra amplió ayer jueves la emergencia y el toque de queda hasta el 12 de abril. ¿Cuál fue la reacción de los peruanos? De apoyo total, porque a pesar de enfrentar proporcionalmente el mismo nivel de pobreza que México, se sienten cuidados y protegidos por su gobierno. Una encuesta reveló que el 95 por ciento de los peruanos apoyan las medidas extremas para enfrentar la pandemia y la popularidad del presidente Vizcarra alcanza ya una aprobación del 87 por ciento. En México, sin embargo, las medidas oficiales se mantienen en cautela. A contracorriente de India o Perú, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en que por la pobreza, el costo económico de una parálisis total sería muy elevado. Apenas el miércoles, y después de mucha presión social, se anunció la cuarentena para los burócratas y una semana antes se había decretado el cierre de las escuelas, públicas y privadas. Seis días antes, gobiernos estatales como los de Jalisco y Nuevo León ya habían tomado medidas mas extremas. Incluso el gobierno de la ciudad de México se fue un paso adelante del gobierno federal, al decretar medidas de cuarentena mas severas. Un trabajo de investigación de la reportera Elizabeth Velázquez, del sitio digital Eje Central, contabilizó en cada país el número de contagios al día 24 de darse el primer caso. En Italia eran 132, en Estados Unidos y España 2. En México en el día 24 ya teníamos 367, casi el triple que Italia, y 183 veces los de Estados Unidos y España. Hoy Italia tiene 62 mil contagiados y 8 mil 215 muertos; Estados Unidos 79 mil contagios y mil 119 muertos y España 46 mil contagiados y 4 mil 365 muertos. ¿Qué esperamos?, ¿A que el epidemiólogo Hugo López-Gatell se asome al mundo, compare y se convenza? ¡Que la “fuerza moral” y la “fuerza de contagio” nos iluminen!