FACEBOOK

VISTAS
11 de Abril del 2020

Gobernadores en rebelión

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, dijo que se revisa el Pacto Fiscal o lo que se va a generar en este país es una realidad de que los estados que aportan más a la economía tendrán que tomar una definición.
Lo que tanto se temía se está ya gestando. Un bloque de gobernadores inconformes con el gobierno de la Cuarta Transformación asomaron ayer el rostro de la rebelión. Son cuatro mandatarios estatales que salieron a exigir una Convención Nacional Hacendaria para revisar el Pacto Fiscal, buscando un trato más justo de la Federación hacia sus entidades. Curiosamente son cuatro gobernadores de cuatro diferentes filiaciones políticas. Uno es el emecista Enrique Alfaro, de Jalisco. Otro es el independiente Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León. El tercero es el panista Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas. Y el cuarto es el priista Miguel Riquelme, de Coahuila. El que abrió el expediente ayer por la mañana fue el jalisciense Alfaro. Y en su conferencia de prensa dijo que los empresarios de Jalisco ya le plantearon al presidente Andrés Manuel López Obrador la necesidad de revisar “de inmediato” el Pacto Fiscal. Alfaro fue claro al apoyar abiertamente lo planteado por los empresarios de su estado, a quienes les dijo que tienen todo el respaldo y a solidaridad de su gobierno. Pero el gobernador de Jalisco fue más a fondo. Dijo que lo que se plantea es la ruta correcta y que ya son muchos los Estados que se cansaron de los abusos de la Federación. El primer gobernador de Movimiento Ciudadano dijo que se revisa el Pacto Fiscal o lo que se va a generar en este país es una realidad de que los estados que aportan más a la economía tendrán que tomar una definición. El gobernador de Jalisco concluyó diciendo que si no hay voluntad de la Federación, ya estuvo bueno del maltrato que se le da a los estados que generan producción, riqueza y trabajo. Dijo que ojalá que no se tuviera que romper, pero que si no hay otro camino, la ruta legal está para salirse de ese acuerdo. No se habían enfriado las palabras del gobernador de Jalisco, cuando en una reunión por la tarde de los gobernadores de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila volvió el tema sobre la mesa. El gobernador anfitrión, Jaime “El Bronco” Rodríguez, dijo que el Pacto Fiscal actual es injusto, sobre todo para los estados que producen mucho más. Delante de sus invitados -Cabeza de Vaca y Riquelme- el nuevoleonés reiteró que es injusto y que se hará lo necesario para que se haga la modificación al Pacto Fiscal lo más pronto posible. Y sin réplica alguna de los dos gobernadores que lo acompañaban, El Bronco dijo que el Pacto Fiscal ya es muy viejo. Que hay que ayudarlo a bien morir. El hecho es que el inicio de una rebelión fiscal está en puerta para el gobierno de la Cuarta Transformación Lo que se asoma en el fondo es que muchos gobernadores, sobre todo los no morenistas, recelan de lo que consideran un desdén del presidente Andrés Manuel López Obrador. Dicen que desde que hace dos meses que inició la crisis del Coronavirus, no tiene contacto con ellos, que son los responsables de enfrentar la pandemia en sus entidades. Y peor aún, que más allá de no recibir la suficiente ayuda sanitaria, lo que buscan hacer ellos mismos con sus recursos para adquirir pruebas, para detectar a los contagiados, se ve frenado por actitudes burocráticas. Todos elogian la buena voluntad del canciller Marcelo Ebrard y de la secretaria Olga Sánchez Cordero. Pero su reclamo es que van tarde a la reunión con el presidente. ¿Podría convocarse a una Mañanera solo para los 32 gobernadores?