6 de noviembre 2020

¡Que alguien me explique!

El Factor César

César Garza Villarreal, alcalde de Apodaca, podría ser el caballo negro de la elección de Nuevo León en caso de que se concrete una potencial alianza entre el PRI y el PAN de cara al proceso electoral de 2021.

Por Ramón Alberto Garza

COMPARTE ESTA HISTORIA

En el camino a las elecciones para gobernador de Nuevo León se está despertando un mantra político: “Que gane cualquiera, menos Morena”.

La consigna va prendiendo entre clases medias, medias altas y altas, impulsada desde algunos liderazgos empresariales, políticos y sociales, preocupados porque el partido en el poder se instale en ese estado, insignia de la libre empresa.

Nada personal contra la precandidata Clara Luz Flores, a quien la tienen en muy alta estima y a la que le reconocen sus logros.

Pero el tema es ideológico, dicen, y tiene que ver también con el trato discriminatorio que sienten que está recibiendo Nuevo León del gobierno de la Cuarta Transformación.

Por eso la promoción en Nuevo León de una alianza TUCOMO –Todos Unidos Contra Morena- va tomando forma, en especial la de un acuerdo electoral entre el PRI y el PAN, asumiendo que Movimiento Ciudadano rechaza hasta ahora cualquier alianza con el PAN.

La propuesta que ya se debate en la mesa, es que el PRI y el PAN acuerden un candidato común para la gubernatura, le respetan al PRI su posición en Monterrey y se respeten por igual las posiciones legislativas locales y federales, en donde el PAN aventaja.

Hasta ahora algunos de los posibles nombres para esa candidatura común son los de Ildefonso Guajardo, Zeferino Salgado o Carlos de la Fuente.

Sin embargo a raíz del posicionamiento de Nuevo León ante la Alianza Federalista, cobró vida una nueva posibilidad: la de César Garza Villarreal.

El alcalde de Apodaca –quien ya lo fue también de Guadalupe- es el prototipo del político carismático, con mucha mano izquierda, con el don de la palabra, pero sobre todo con un manejo eficiente de la administración pública.

De acuerdo aa Ranking Mitofsky 2020, César Garza es la autoridad mejor evaluada de Nuevo León con un 68.3 por ciento de aprobación. Veinte puntos arriba del presidente Andrés Manuel López Obrador y el doble del gobernador Jaime El Bronco” Rodríguez.

Apodaca tiene 83 parques industriales en donde se despliegan mil 400 empresas de clase mundial, entre otras Amazon, Black & Decker, Mercado Libre y Hunter Douglas.

Es el cuarto municipio exportador de México y está reconocido como el que tiene las más elevadas calificaciones de transparencia en el manejo de sus finanzas.

De hecho, Apodaca acaba de ser reconocido por la calificadora Fitch Ratings como el municipio de México con mejor grado de calificación sobre su deuda. Grado Triple A.

Y apenas el pasado octubre, el INEGI dio a conocer su métrica sobre el manejo de la seguridad pública a nivel municipal. Apodaca fue el puntero nacional en eficiencia en el manejo de tan delicado tema.

Pero César Garza tiene otras cualidades. Por ejemplo, la de ser un político que transita entre todas las tribus de su partido -el PRI- e incluso con las de otros de partidos rivales. Propicia el diálogo, construye acuerdos y concreta. No solo con el sector público, también en el privado.

Su labor es reconocida por los alcaldes de todo México al electo este año como su presidente en la Federación Nacional de Municipios de Mexico.

Y sin duda por eso fue también el elegido para fijar la posición de los alcaldes de Nuevo León en el último evento convocado por el gobernador Jaime Rodríguez para invocar el respeto al federalismo.

“No estamos aquí para confrontar o para impulsar a nadie. Solamente nos une la preocupación sobre la situación actual del país. El exacerbado centalismo, la falta de proyecto nacional y las dificultades que se agravan con las condiciones de la pandemia del COVID. México no va bien. Con valor debemos reconocerlo para estar a la altura de la comunidad que representamos”.

En su discurso, el alcalde de Apodaca fue crítico, pero al mismo tiempo conciliador, reconociendo el deterioro del federalismo, pero buscando los pactos para encontar una salida:

“Es el momento de hacer a un lado las diferencias y rencillas del pasado para avanzar en la construcción de acuerdos. En este momento nadie somos adversarios. México nos necesita a todos y juntos debemos de unir fuerzas para contener este deterioro al federalismo y esta corriente de debilitamiento a los Estados y Municipios.”

Por eso las miradas se dirigieron esta semana hacia el alcalde de Apodaca. Porque puede significarse como la alternativa muy viable de una coalición que sea un desafío opositor unificado para la imparable Morena.

“Yo siento que en este momento el PRI es una fuerza opositora, como lo es el PAN, como lo es MC, y eso nos da agenda común y nos une. Esa es la razón fundamental para entender que con quienes han sido nuestro antagonistas históricos, hoy tenemos una agenda que nos une”, aseguró César Garza.

Publicidad
Publicidad
Publicidad