16 de mayo 2021

4 de mayo 2021

¡Que alguien me explique!

El debate de Milenio

Fue un excelente ejercicio de calentamiento, que sin duda -al ser analizado- encenderá más a los candidatos que tendrán que salir con todo en el próximo, si quieren que el voto de las mayorías los favorezca

Por Ramón Alberto Garza

COMPARTE ESTA HISTORIA

No suelo ser fácil para el elogio, pero hay que reconocer que el debate organizado por Milenio Televisión con los candidatos a la gubernatura de Nuevo León fue un ejercicio mediático de altura.

Honrando a la democracia se invitaron a todos los candidatos -aún los considerados con menos posibilidades- se desplegó en un formato ágil, técnicamente impecable y con una excelente escenografía en el patio central de Palacio de Gobierno. De primera.

¿Qué se puede concluir del intercambio de posiciones de los siete candidatos?

I.- LOS FAJADORES

Los dos candidatos que entraron en abierta y directa disputa fueron Clara Luz Flores y Samuel García.

No podía ser de otra manera, pues la candidata de Morena tenía la urgencia de marcar distancia de quien viene despuntando en las encuestas y lo logró al imponerle el mote de El Nuevo Bronco, instalándolo como la misma película, con las mismas ocurrencias y las mismas redes.

El candidato de Movimiento Ciudadano respondió a los cuestionamientos de su rival sobre el aumento de impuestos, sugiriéndole que tomara algunos cursos de finanzas, no como a los que va, en franca alusión a su relación con NXIVM y Keith Raniere.

Clara Luz fue más a la ofensiva, reiterando su distancia no solo con Samuel García, sino cuestionando tanto a Jaime “El Bronco” Rodríguez como a Rodrigo Medina, sentenciando que Nuevo León no merece candidatos relacionados al crimen, en franca alusión a las relaciones peligrosas de la familia del candidato de Movimiento Ciudadano con uno de los jefes del Cártel del Golfo.

II.- EL CUIDADOSO

Adrián de la Garza jugó a lo seguro, apostando a que sus rivales de Morena y Movimiento Ciudadano se atacarían y él no se ensuciaría.

El candidato de Va Fuerte -PRI-PRD- centró su discurso en recordar su amplia experiencia en materia de seguridad y en su capacidad para reestructurar las finanzas casi quebradas del municipio de Monterrey.

El único repaso que dio fue para Samuel García y su partido, recordando que Jalisco es el único estado del país controlado por el narco, por Jalisco Nueva Generación. El único estado gobernado por Movimiento Ciudadano.

Y sobre su cercanía con el cuestionado ex gobernador Rodrigo Medina, el candidato priista sentenció: “Trabajé con muchos gobernadores, no nada más con uno”.

Sin duda, la apuesta de Adrián de la Garza fue la de dejar que otros se ensucien y el pasara limpio, respetando su lugar en las encuestas.

III.- EL RENACIDO

Fernando Larrazábal fue una de las sorpresas de la noche. Articulado, centrado, con datos, cuestionó las gestiones de Rodrigo Medina y de Jaime “El Bronco” Rodríguez.

Lamentó el abandono de la Federación a los estados en la pandemia y recordó sus resultados como alcalde, tanto de San Nicolás como de Monterrey, en el que todas sus cuentas fueron aprobadas.

El panista tocó fibras cuando dijo que en Monterrey perdió a un hermano que fue víctima de una trampa, en alusión al episodio del llamado “Quesogate”.

IV.- LAS SORPRESAS

La otra sorpresa la dieron por igual las candidatas Carolina Garza y Daney Siller. Las abanderadas del Partido Encuentro Solidario y de Redes Sociales Progresistas sorprendieron con el nivel de su discurso y sus propuestas.

Garza advirtió que su gobierno estaría decidido a declararle la guerra a cualquier delincuencia, comenzando por la que opera desde las cárceles, en donde se gesta la mayor fábrica de delincuentes.

Prometió a los empresarios una amplia deducción de impuestos y fue contundente al decir que su gobierno vetaría todas las leyes que favorecieran el aborto.

Siller prometió que no se negociaría con ningún cártel y reiteró que al gobierno le está costando muy caro mantener a los delincuentes en los reclusorios. Sorprendió cuando dijo que era una sobreviviente de cualquier tipo de violencia que puede haber sufrido una mujer y dejó en claro que no va a esperar a que la Federación venga y le dé dinero.

V.- EL SANADOR

Otro que logró un repunte en su imagen fue el doctor Emilio Jacques, candidato de Fuerza por México, quien reconoció que le parte el alma que Nuevo León sea líder en feminicidios y prometió una Policía Rosa dentro del sistema de seguridad.

Dijo que, frente a las denuncias de corrupción, investigará a todos, desde Rodrigo Medina hasta a su actual jefe, El Bronco. Y prometió, como médico, convertir la pandemia en una endemia.

Por lo demás, todos los candidatos deshojando promesas, lo mismo de un nuevo sistema de transporte, ampliaciones del Metro, creación de un tren urbano o una carretera interserrana.

La pregunta es ¿con qué recursos? Si todos admitieron que Nuevo León tiene una deuda récord de 80 mil millones de pesos y muy pocas contribuciones de la Federación ¿dónde está la salida?

El debate de Milenio fue un excelente ejercicio de calentamiento, que sin duda -al ser analizado- encenderá más a los candidatos que tendrán que salir con todo en el próximo, si quieren que el voto de las mayorías los favorezca.

Publicidad
Publicidad
Publicidad