9 de agosto 2022

16 de junio 2022

¡Que alguien me explique!

Como antes, no; ahora es peor

Son hechos que exhiben el drama de inseguridad, corrupción e impunidad que subsiste en el gobierno de la 4T, aunque el presidente López Obrador se empeñe en insistir que todo eso ya está erradicado

Por Ramón Alberto Garza

COMPARTE ESTA HISTORIA

Mientras los mexicanos desmañanados estamos distraídos en la disputa de las corcholatas presidenciales en Morena y en los complots contra Alejandro “Alito” Moreno, dejamos pasar asuntos graves, de auténtica trascendencia.

Son hechos que exhiben el drama de inseguridad, corrupción e impunidad que subsiste en el gobierno de la Cuarta Transformación, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador se empeñe en insistir que todo eso ya está erradicado.

I.- EL SÚPER ROBO DE MANZANILLO

La madrugada del pasado 5 de junio, una docena de hombres irrumpieron en la empresa Maniobras Alonso Mireles, en el Puerto de Manzanillo, en Colima.

Amordazaron a los guardias que custodiaban las mercancías y procedieron a revisar, con toda calma, decenas de contenedores para seleccionar unos 10 que contenían metales preciosos como oro, plata y zinc, además de equipos de tecnología avanzada. Nadie apareció para enfrentarlos.

La Secretaría de Marina, responsable de la vigilancia de los puertos, se deslindó del robo, argumentando que los contenedores fueron sustraídos en una zona que ya no estaba bajo custodia portuaria.

Sea como fuere, está claro que esos criminales estaban tan seguros de que nada les pasaría, que dispusieron de todo el tiempo para evaluar lo que robarían y transportar los valiosísimos contenedores, sin temor a ser capturados. Alguien los protegía.

Está claro que no se podía exigir el llamado de auxilio a los militares o a los marinos, porque de seguro estaban instalando ventanas de las nuevas sucursales del Banco del Bienestar, haciendo albañilería en la refinería de Dos Bocas o colocando durmientes en algunos tramos del Tren Maya. Curioso que nada del tema, que se conoció días después de perpetrado el atraco, se tocó en La Mañanera…

Es cierto, las cosas ya no son como antes… algunas son peores.

II.- COMANDOS ATACAN SAN CRISTÓBAL

El pasado martes 14 de junio, comandos armados se adueñaron de calles, comercios y plazas en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Un centenar de hombres encapuchados, dotados de armas de alto poder y de palos, se apoderaron de algunas de las principales avenidas en esa población, buscando que se les garantizara el control de la Central de Abastos y del Mercado del Norte, donde se trafica droga, armas y mercancía ilegal.

Uno de los comandos alcanzó a entrar a una de las tiendas Walmart, en donde sembraron el pánico entre los cientos de clientes que a esa hora hacían sus compras. ¿Imaginan la noticia de la multinacional reflejada en medios internacionales?

De la Guardia Nacional, ni sus luces. Cualquiera puede hoy con la política de “Abrazos, no balazos” adueñarse de una población entera, aterrorizar a sus ciudadanos y salir sin ser molestados por autoridad alguna.

Es cierto, las cosas ya no son como antes… algunas son peores. 

III.- INCENDIO EN ARCHIVOS DEL METRO

El martes 14 de junio se produjo un incendio en Avenida Universidad, casi esquina con Félix Cuevas, en la Ciudad de México.

El reporte inicial es que se destruyeron los archivos que resguardaban la memoria de construcción de la Línea 12 del Metro, la misma que colapsó el 3 de mayo de 2021.

La denuncia fue hecha por Teófilo Benítez, asesor jurídico de las víctimas de la tragedia de la Línea 12, quien demandó una amplia investigación a la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y a la fiscal Ernestina Godoy.

Y aunque la fiscalía salió a aclarar que la documentación y los expedientes de esa controvertida obra estaban a salvo, las sospechas de que se esté ocultando la información verdadera persisten.

Sobre todo, cuando el caso de la Línea 12 afecta los intereses políticos de dos de los precandidatos de Morena para la candidatura presidencial del 2024: Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard.

El ahora canciller fue el Jefe de Gobierno capitalino que ejecutó la flamante obra que debió ser suspendida por serios desperfectos en la administración de Miguel Mancera. Y Sheinbaum es la actual Jefa de Gobierno capitalino, bajo cuya administración, colapsó un tramo que costó enlutó 26 hogares. Los peritajes descalificados por el propio gobierno capitalino indicarían que, además de fallas serias en la construcción, se dieron otras fallas en su mantenimiento.

Hasta ahora, un año después de la tragedia, no existen culpables. Ebrard dice que fue por mantenimiento, Sheinbaum por fallas en su construcción y el constructor Carlos Slim, sin pasar por peritajes ni juicios, se auto exoneró de cualquier negligencia adjudicada a su empresa.

Es cierto, las cosas ya no son como antes… algunas son peores.

Publicidad
Publicidad
Publicidad