FACEBOOK

VISTAS
21 de Marzo del 2018

Cambridge, el PAN y 2016

Para quienes investigan las vinculaciones de Cambridge Analytica en México, está claro que políticos panistas ligados al círculo de Felipe Calderón facilitaron e incluso apadrinaron su entrada a nuestro país
A principios de abril del 2016 el senador panista Ernesto Cordero fue el gestor de un evento cultural patrocinado por el Senado de la República. Era una exposición de arte contemporáneo de cuatro artistas, pero con la lectura de poesía de una singular autora: Arielle Dale Karro. La norteamericana acababa de llegar a México para abrir las oficinas de Cambridge Analytica, la controvertida firma de marketing digital que hoy está en el ojo del huracán por la manipulación de datos personales con fines electorales, a través de Facebook. En el evento, tanto el senador Cordero, como el expresidente Vicente Fox, posaron con la joven directiva, quien en ese entonces reclutaba ejecutivos para campañas políticas en México. Para quienes investigan las vinculaciones de Cambridge Analytica en México, está claro que políticos panistas ligados al círculo de Felipe Calderón facilitaron e incluso apadrinaron su entrada a nuestro país. Curiosidad o simple coincidencia, esas fechas del ingreso de la firma inglesa en México son precisamente en los meses que antecedieron a las elecciones estatales en donde el PAN y sus aliados le arrebataron al PRI los estados de Quintana Roo, Veracruz, Tamaulipas, Chihuahua y Durango. ¿Alguien podría suponer que las elecciones mexicanas de junio del 2016 habrían servido como el laboratorio en donde se probaron las estrategias digitales que meses después se emplearían en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en noviembre de ese mismo 2016? Si quieren conocer cuáles fueron esas estrategias, mas allá de robarle información personal y confidencial a la base de datos de Facebook, baste ver el reportaje de investigación hecho por Channel 4 News de Gran Bretaña. En esa investigación videograbada, un reportero de la televisora se hace pasarpor un empresario que busca impulsar algunas candidaturas para las elecciones de Sri Lanka. En uno de los videos se ve al reportero -empresario interactuando conAlexander Nix, director ejecutivo de Cambridge Analytica, con Mark Turnbull, director general de Política Global y con Alex Tayler, jefe de la oficina de datos. Ellos confiesan que Cambridge Analytica utiliza sobornos, ex espías, fake news y escorts sexuales para poner a políticos en situaciones comprometedoras e interferir con ello en los procesos electorales. Todo ello, por supuesto, además de manipular las elecciones a través de herramientas digitales creadas por ellos y que permiten modificar la opinión de los votantes utilizando las redes sociales. Los ejecutivos confiesan que vienen operando en procesos electorales enMéxico, Argentina, Brasil, India, la República Checa, Nigeria y Kenia, presumiendo ser los gurús de la estrategia digital detrás del triunfo de Donald Trump. Sobra decir que estamos frente a un escándalo mundial que podría incluir la intromisión de Rusia en las redes sociales, para alterar las preferencias de los electores norteamericanos en la elección presidencial del 2016. Un escándalo que ya le costó a Facebook el 8 por ciento de su valor en la Bolsa de Valores –unos 36 mil millones de dólares- y a Cambridge Analytica su veto en las redes sociales, un hecho que lanzó a la calle a uno de los directivos videograbados confesando sus sucias maniobras. En México, hasta ahora, la vinculación pasa solo por personajes del PAN.Ahí están las imágenes y los eventos para atestiguarlo. ¿Alguna campaña de las actuales tendría vínculos o contratos amarrados con Cambridge Analytica para manipular e influir en la elección presidencial del próximo primero de julio?