FACEBOOK

VISTAS
07 de Marzo del 2019

Bien por Olga

La decisión de Andrés Manuel López Obrador de retirar los apoyos a albergues de mujeres y estancias infantiles le restaron casi tres puntos a la muy elevada popularidad presidencial. Sin duda fue un traspiés. Pero ayer en la mañanera, la Secretaria de Gobernación salió al paso para enmendar la plana en la controversia. Una muy oportuna rectificación en la víspera del Día Internacional de la Mujer
Es de sabios rectificar. Y la Secretaria de Gobernación salió al paso para enmendar la plana en la controversia del retiro de los apoyos a los albergues para mujeres maltratadas. Una decisión que, a la par de la cancelación de las estancias y guarderías, despertó duras críticas que cuestionaron al gobierno de la Cuarta Transformación. Tanto, que de todas las acciones emprendidas por el nuevo gobierno en sus primeros 90 días, el retiro de los apoyos a albergues de mujeres y estancias infantiles le restaron casi tres puntos a la muy elevada popularidad presidencial. Un traspiés. De hecho apenas ayer alertábamos aquí del absurdo y sinsentido que significaba retirar esos apoyos oficiales recordando que el presidente Andrés Manuel López Obrador todavía estaba a tiempo de rectificar. La primera respuesta se dio en la conferencia mañanera de Palacio Nacional, en donde Olga Sánchez Cordero anunció que se continuará con los apoyos a los albergues, que se habia dicho serían reemplazados por apoyos directos a las víctimas. Un absurdo. ¿Ventanillas par cheques a mujeres maltratadas? La Secretaria de Gobernación salió al paso para presentar un Plan General de Atención a Mujeres, buscando garantizar la integridad, la seguridad y la vida de las mujeres y niñas de México. Sánchez Cordero confirmó en principio que los 70 refugios para mujeres maltratadas se mantendrán, aunque solo 20 cumplen con los parámetros de excelencia. Está claro que se buscará que, con ayuda oficial tanto de asesoría operacional como de apoyo económico, los 50 restantes eleven su nivel. Pero para ir mas allá se anunció que se promoverán nuevos albergues a nivel municipal, buscando estar mas cerca de las víctimas. Para ello la Secretaria de Gobernación dijo que se promoverá el modelo “La Puerta Violeta”, una iniciativa nacida en el municipio de Escobedo, en Nuevo León. Implementado por su alcaldesa, Clara Luz Flores, ese modelo de apoyo a las mujeres maltratadas es integral. Mas allá del albergue y del apoyo en el momento de la crisis, les brinda a las víctimas apoyo psicológico y sobre todo cursos de artes y oficios buscando que las mujeres logren su independencia económica. De acuerdo a la Secretaria de Gobernación, el modelo de Escobedo buscará replicarse en decenas de municipios en todo el país, para reforzar los 70 albergues ya existentes. Y no es para menos. Las cifras presentadas por Sánchez Cordero en la mañanera apuntan a que el maltrato a mujeres y los feminicidios en México rebasan el calificativo de alarmantes. En el 2018 se cometieron en nuestro país 3 mil 580 feminicidios, lo que significa que cada día se cometieron 9 crímenes contra mujeres o niñas. Un asesinato cada 160 minutos. Un cifra de este calibre solo indica que vivimos en una nación de barbarie, en donde los crímenes de género crecen por la nulidad de su combate y la impunidad contra quienes los cometen. Es un excelente paso el que el gobierno lopezobradorista haya recapacitado y se haya dado cuenta de que el anuncio de dar la ayuda directa a las mujeres maltratadas era una aberración. Una muy oportuna rectificación en la víspera del Día Internacional de la Mujer. ¿Y para cuando esperamos la respuesta al reclamo del cierre de las estancias? Vamos haciendo la tarea completa a favor de cientos de miles de madres y de niños mexicanos.