FACEBOOK

VISTAS
27 de Marzo del 2018

Arde la frontera

¿Tamaulipas vive en Reynosa y Nuevo Laredo un episodio más de inseguridad o se trata de un reacomodo mayor de los cárteles que se sienten nuevos dueños de la plaza?
Nuevo Laredo y Reynosa vivieron este fin de semana una racha sin precedente de inseguridad, precisamente cuando por esos cruces fronterizos transitaban miles de vacacionistas rumbo a los Estados Unidos. En Nuevo Laredo, un elemento de la Marina murió y doce mas fueron heridos en tres emboscadas en las que fueron abatidos también cuatro sicarios de los criminales. Por desgracia una pareja de civiles falleció, y sus dos hijos se salvaron milagrosamente, cuando se encontraron atrapados enmedio del tiroteo entre los marinos y los capos. En Reynosa, tres familias de Monterrey que viajaban rumbo a Texas fueron atacadas por comandos aislados, que lesionarion entre ráfagas a un hombre y a su hijo. En esa misma ciudad, policías estatales enfrentaron a otro grupo armado, con un saldo de cuatro sicarios abatidos. El calentamiento de estas ciudades tamaulipecas, en el estado gobernado por el panista Francisco Cabeza de Vaca, viene dándose enmedio de una severa disputa fronteriza entre distintos cárteles del narcotráfico. Pero se sobrecalentó cuando el gobernador designó -apenas el pasado 7 de marzo- al Contralmirante César Augusto Cruz como nuevo Secretario de Seguridad para Tamaulipas. Uniformado en funciones, el nuevo jefe policial venía de salir de un ajuste en el gobierno de Nuevo León, en donde operó dos años como director de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI). El Contralmirante Cruz fue recomendado al gobernador Jaime “El Bronco” Rodríguez por Edgar Veytia, el ahora famoso ex fiscal de Nayarit, detenido en Estados Unidos bajo la acusación de ser uno de los presuntos financieros del cártel Jalisco Nueva Generación. Curiosidad o coincidencia, a partir de que el Contralmirante Cruz asumió su nueva posición como jefe policíaco tamaulipeco, la frontera comenzó a elevar su nivel de confrontación entre los cárteles. De hecho los uniformados emboscados el fin de semana eran todos efectivos de la Marina, por lo que en algunos círculos de inteligencia los lamentables hechos fueron vinculados a una “bienvenida” o “caladita” con dedicatoria al Contralmirante Cruz. Sorpresiva pero oportunamente, fue el gobernador interino de Nuevo León, Manuel González, quien fuera jefe del marino que hoy es responsable de la seguridad en Tamaulipas, quien ayer salió a recomendar a los nuevoleoneses que por los elevados niveles de inseguridad se abstuvieran de viajar por los Estados Unidos por la carretera a Reynosa. Que se tenga, memoria esta es la primera ocasión en la que un mandatario estatal en Nuevo León sale a dar una alerta roja en contra de viajar por las carreteras del vecino estado de Tamaulipas. Hasta ahora el gobernador Cabeza de Vaca solo se limitó a enviar un mensaje por Twitter para explicar los trágicos hechos. “El @gobtam respalda las acciones realizadas por la @SEMAR_mx en #Tam. Continuaremos trabajando coordinadamente con las Fuerzas Federales por la seguridad de las familias de la entidad. No daremos marcha atrás contra los enemigos de la paz que atenten contra la ciudadanía. #NLD.” Muy pobre explicación, insuficiente. Por eso cuestionamos frente a esta nueva ola de inseguridad, si Tamaulipas vive en Reynosa y Nuevo Laredo un episodio mas inseguridad o se trata de un reacomodo mayor de los cárteles que se sienten nuevos dueños de la plaza?