FACEBOOK

VISTAS
28 de Junio del 2018

Abandonan a Anaya

Siete gobernadores emanados del PAN publicaron un desplegado en el que anunciaron que están dispuestos a colaborar con el próximo Presidente de México, sea quién sea

A solo cuatro días de la elección presidencial, siete gobernadores panistas acordaron ayer -27 de junio- la creación de la asamblea de Gobernadores de Acción Nacional.

El documento es más revelador de lo que a simple vista parece. Inicia advirtiendo que “independientemente de los resultados del próximo primero de julio, todos, sin excepción tenemos la obligación de construir acuerdos a favor de los mexicanos”.

Y en su texto señala que por ello están constituyendo su Conago Azul, que oficialmente se llamará GOAN (Gobernadores de Acción Nacional).

Firman los mandatarios de Aguascalientes, Martín Orozco; el de Baja California Sur,Carlos Mendoza Davis; el de Durango, José Rosas Aispuro y el de Puebla, José Antonio Gali.

También el de Querétaro, Francisco Domínguez; el de Quintana Roo, Carlos Joaquíny el de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Solo les faltó el de Guanajuato, Miguel Márquez.

En su primer comunicado, los gobernadores azules reconocen que “México enfrentaránuevos retos. Los gobierno estatales estamos ciertos que en la democracia, la única forma de lograr resultados es mediante el diálogo, el cual es indispensable para la gobernanza y la certidumbre social, política y económica del país”.

Y dicen que “reconociendo que la fortaleza de nuestra nación está en su pluralidad, es indispensable seguir construyendo de manera conjunta el país que anhelamos”.

Y para no dejar duda, indican que “el nuevo gobierno electo encontrará en la asamblea de Gobernadores de Acción Nacional un grupo dispuesto a colaborarpermanentemente por el bien del país”.

Está claro que esos siete gobernadores no están apoyando a quien se supone debería ser su candidato, es decir, a Ricardo Anaya.

Si lo hicieran, su comunicado sería un llamado a los panistas de sus entidades para que se sumaran a la cruzada del candidato de Por México al Frente. Y no es así. Ni el nombre del Joven Maravilla aparece, siquiera como referencia.

Por eso advertimos que el posicionamiento es, en sí mismo, el marcar una distanciaentre los gobernadores azules y Anaya.

Como corolario se deduce que si están llamado a “nuevos retos”“diálogos en la pluralidad” y se dicen “dispuestos a colaborar”, es porque están viendo que el ganador de la elección presidencial es alguien distinto al candidato de su partido.

Luego entonces, esa proclama aséptica deja entre líneas abierta la puerta entre para que el destinatario sea Andrés Manuel López Obrador o José Antonio Meade.

Y sin duda, siendo gobernadores que demandarán de los presupuestos del Gobierno Federal para continuar operando sus estados, está claro que no van a comer lumbre y van a ponerse a las órdenes de quien sea el ganador.

Si consideramos que los panistas son más afines al PRI y menos afectos a Morena, con quien consumaron desde hace casi 18 años el PRIAN, podríamos estar ante un mensaje cifrado previo a la elección.

Y ese mensaje sería que esos gobernadores panistas  están dispuestos a operar el día de la elección a favor de un candidato que no sea el suyo. Todo a cambio de que cuando el nuevo presidente ocupe Los Pinos exista colaboración y fluyan los recursos.

¿Tendrá este sorpresivo pronunciamiento algo que ver con la desconfianza creada en torno a Ricardo Anaya por el Caso Barreiro, que se ventila en estos días en España?

¿O será que algo saben del inminente desenlace de ese caso, que podría poner injugable al candidato de Por México al Frente?

Decisiones como las del GOAN se consuman en las 96 horas que faltan para la elección presidencial. Y bajo esos reacomodos sin siglas, sin partidos, sin ideologías… todo puede suceder.