FACEBOOK

VISTAS
15 de Febrero del 2018

3 presidentes a juicio

Los mandatarios de Guatemala, Sudáfrica e Israel amanecieron exhibidos, acaparando los titulares en los medios de todo el planeta por presuntos actos de corrupción
El pasado martes 13 será recordado por ser el día en el que tres presidentes en el mundo, en distintos continentes, fueron exhibidos, obligados a dimitir, enviados a proceso judicial o incluso recluidos en la cárcel. Los mandatarios de Guatemala, Sudáfrica e Israel amanecieron ayer exhibidos, acaparando los titulares en los medios de todo el planeta por presuntos actos de corrupción. Guatemala fue la nación que dio el mejor ejemplo. Su anterior presidente, Álvaro Colom y 10 de sus ex ministros fueron detenidos. Ocho de ellos enviados a prisión y dos a centros hospitalarios. Se les acusa de crear un esquema para saquear 35 millones de dólares del Erario guatemalteco para un supuesto proyecto de transporte llamado “Transurbano”. Para Guatemala un sacudimiento político así no es nuevo. Álvaro Colom es el séptimo presidente guatemalteco que es procesado desde 1980, aunque en ninguno de los casos anteriores se involucrara a casi todo el gabinete en la corruptela. En Sudáfrica, el presidente en funciones, Jacob Zuma, de 75 años, fue obligado a renunciar tras ser relacionado con gravísimos escándalos de corrupción con políticos y empresarios. Uno de esos escándalos mas sonados es el desvío de fondos públicos para remodelar una de sus propiedades conocida como Nkandla. También se le acusa de operar a favor de los Gupta, una de las mas poderosas familias de la India con inversiones en Sudáfrica. El escándalo en esa nación africana, famosa por ser la cuna del mítico Nelson Mandela, incluye a prominentes empresarios que influyeron para colocar ministros en el gabinete que mas tarde favorecieron a sus constructoras con millonarios contratos públicos. Y quizás el mas sorprendente escándalo político de este martes 13 fue el que involucra al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Después de una investigación de la brigada antifraude de la policía israelí, al premier israelí se le acusa formalmente de actos graves de corrupción, que incluyen sobornos y regalos por mas de 280 mil dólares. Netanyahu vivó durante los últimos dos años en la primera fila mediática internacional, por serel mandatario que mas abiertamente apoyó la candidatura de Donald Trump rumbo a la presidencia de los Estados Unidos. Después de seis interrogatorios al premier israelí, serán la Fiscalía y la Magistratura de aquel país quienes procesen las acusaciones y le dicten sentencia.

Invocamos a esta recapitulación de políticos de muy alto perfil en el mundo, sometidos por sus presuntos ilícitos, para cuestionar…. ¿y en México algún ministro, ya no digamos un presidente, podría ser sometido al escrutinio público de sus actos?

Insistimos en que los casos de Javier Duarte, Tomás Yarrington, Roberto Borge, César Duarte o Eugenio Hernández, están en donde están, porque fueron capturados en el extranjero y desde allá enviados a México para iniciar sus procesos. Pero ninguna sentencia definitiva hasta ahora. Ni qué decir del penosísimo caso de la constructora brasileña Odebrecht, en el que 11 países ya tienen procesos abiertos -incluso contra presidentes y vicepresidentes- y en México aún no podemos saber en las cuentas de quién se depositaron los sobornos por 10.5 millones de dólares. Si el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no acelera esas indagatorias, para dar certeza de que ya comenzó la lucha contra la corrupción, poco podrá hacer en campaña el candidato no priista José Antonio Meade, aún con su prometedor discurso. Los casos de Guatemala, Sudáfrica e Israel solo vienen a recordarnos la impunidad en la que opera el sistema judicial mexicano, ya no digamos sin un Fiscal independiente, sino huérfanos hoy de un Procurador.