FACEBOOK

VISTAS
18 de Mayo del 2020

El virus de la desesperación

Aunque la advertencia de que la crisis sanitaria aún no ha pasado, el virus de la desesperación por una eventual crisis económica parece ser más contagioso. ¿Por qué?
Hay un virus que nos está atacando más fuerte que el Covid19: el de la desesperación por reabrir ya. Y los síntomas los sufrimos casi todos. 
01 Sube la presión internacional
 Desde finales de abril, el gobierno de Estados Unidos le está pidiendo al presidente López Obrador reabrir la economía para poner en marcha las cadenas de valor que comparten ambos países. Y no solo se trata del sector automotriz y manufacturero. Las operaciones del sector industrial mexicano son asunto de seguridad nacional para el Pentágono. Tanto, que el Embajador estadounidense en México ya intentó persuadir al gobierno mexicano para que levante las restricciones a los proveedores mexicanos. Y al utilizar la palabra clave “salvar”, el diplomático insinuó que, de seguir paralizadas, estas cadenas de valor podrían cambiar a México por otro país. 02 Dolor en el bolsillo “Tenemos que arrancar ya”. Desde hace dos semanas, Fernando Ruiz, presidente del COMCE insistió en que si no comenzamos a reabrir las actividades económicas, el dolor en el bolsillo se sentirá fuerte. 
Y es que el comercio exterior representa más del 60 por ciento del PIB nacional. Por eso, a las grandes cámaras de negocios en México les urge operar junto con Estados Unidos y Canadá para evitar mayores pérdidas de ingresos y de empleos. 03 Cálculos malignos La industria restaurantera, la hotelera y las aerolíneas en México enfrentan la peor crisis de su historia. Según los cálculos más recientes, los restaurantes del país que no han cerrado han sufrido bajas de hasta 75% en sus ventas. De acuerdo con Germán González, presidente de la Canirac, ya se han perdido 300 mil empleos del sector, el cual consiste en un 97% de pequeñas y medianas empresas. Al sector hotelero le ha ido aún peor. Y de la aerolíneas, ni hablar. Debido a la caída del 45% en sus ingresos, la industria aérea mexicana podría perder 117,000 empleos y 6,400 millones de dólares este año, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo. Y ante el muy improbable panorama de que el gobierno de López Obrador entre al rescate, su única salvación, es volver a la normalidad. 04 Fiebre de desempleo ¿Ya te dijimos sobre los cientos de miles de trabajadores que ya perdieron sus empleos? Bueno, ellos también necesitan regresar a la normalidad para poder obtener ingresos y mantener a sus familias. Y no solo a los empleados formales, si no a los del comercio informal. Sí, el confinamiento también les ha pegado a ellos quizá más que a los demás. Y, con una baja en sus ventas debido a la disminución de la afluencia en las calles, el enorme sector informal en México también lucha por sobrevivir. Los síntomas están ahí, sin embargo, no sabemos si saldrá peor el remedio que la enfermedad.