FACEBOOK

VISTAS
24 de Abril del 2019

Una frontera que arde

Dos incidentes que involucran a miembros del Ejército y del crimen organizado cerca de la frontera norte contribuyen al clima de tensión que existe entre México y Estados Unidos
Las imágenes son impactantes. Cuatro hombres que portan armas largas descienden de una camioneta junto con una mujer y su hijo de 8 años. Uno de los hombres escolta a la mujer y el pequeño hacia el límite que divide México y Estados Unidos, los ayuda a ingresar a territorio estadounidense y se regresa a suelo mexicano, donde se vuelve a unir al comando armado. Madre e hijo caminan apuradamente a lo largo de la barrera fronteriza. El videoclip fue grabado el 20 de abril por cámaras de seguridad de la Patrullada Fronteriza y publicado esta semana por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos. La agencia federal estadounidense detalla que se trata se un cruce ilegal al oeste de Lukeville, Arizona, que es comúnmente usado para pasar “cantidades masivas de Centroamericanos” al país de manera ilegal. Sobre el otro incidente, hasta el momento no hay imágenes. Se trata de un suceso ocurrido el 13 de abril, cuando militares fronterizos mexicanos detuvieron a dos miembros de las fuerzas estadounidenses en la zona limítrofe entre Texas y Coahuila. El evento había pasado mayormente desapercibido hasta que el presidente Donald Trump decidió difundir la noticia. “Soldados mexicanos recientemente apuntaron con armas a nuestros soldados de la Guardia Nacional, probablemente como una táctica de distracción para los traficantes de drogas en la frontera”, escribió el presidente estadounidense este miércoles en su cuenta de Twitter. Según explicaron funcionarios del Pentágono a CNN, entre cinco y seis elementos del Ejército mexicano detuvieron a dos soldados de su país, los desarmaron e interrogaron mientras les apuntaban con sus armas. Según reportes, la cerca instalada para dividir los territorios en esta zona no coincide exactamente con el límite que separa a esas naciones.

Leña al fuego

De manera predecible, ambos sucesos fueron utilizados por el mandatario estadounidense para arremeter contra México. En un tuit, Trump ordenó a México arrestar a los migrantes centroamericanos que cruzan por territorio mexicano. De lo contrario, amenazó, se vería “forzado” a cerrar una parte de la frontera. “Los Coyotes y los Cárteles tienen armas”, exclamó en el mismo mensaje. Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó apenas hoy el incidente. De acuerdo con un comunicado de la Cancillería, soldados mexicanos interrogaron a dos de Estados Unidos, quienes realizaban “operaciones de apoyo en la rontera en un vehículo sin marca del CBP cerca de la frontera suroeste en las cercanías de Clint, Texas”. Una investigación citada por El Universal menciona que los militares mexicanos se equivocaron al creer que los soldados estadounidenses estaban al sur de la frontera. “Los soldados estadounidenses se encontraban en el territorio de los Estados Unidos, al sur de la valla fronteriza, pero al norte de la frontera real. Luego de una breve discusión entre los soldados de las dos naciones, los militares mexicanos abandonaron el área”, señaló la SRE.

Crisis continúa

Mientras tanto, continúan los largos tiempos de espera en los cruces fronterizos. Según informó Manuel Sotelo Suárez, vicepresidente de la zona norte de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) a Milenio, más de mil 500 tráileres quedaron varados en los diferentes puentes internacionales esperando cruzar hacia Estados Unidos y sólo 300 han podido trasladar su mercancía. El representante indicó que representa una crisis comercial por las pérdidas millonarias para la industria, el transporte y los involucrados en el comercio exterior. En tanto, los automovilistas permanecen hasta dos horas y media formados en los cruces fronterizos, pero el tiempo aumentó debido a que autoridades norteamericanas cerraron el puente de Zaragoza por presencia de migrantes. Respecto al cruce peatonal, el tiempo de espera en los tres puentes de Ciudad Juárez fue de 45 minutos, cuando generalmente es de 15 minutos. El Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) en El Paso dio a conocer que los carriles en el puente internacional Córdova - Américas, designados para los camiones de carga o comerciales, permanecerán cerrados.