FACEBOOK

VISTAS
14 de Julio del 2020

¿Tú también, Trudeau?

El primer ministro de Canadá es investigado -de nuevo- por conflicto de intereses ligados a contratos gubernamentales con una ONG vinculada a su familia.
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se disculpó por no autoexcluirse de las discusiones sobre un contrato de gobierno con una organización no gubernamental (ONG) de beneficencia, la cual pagó grandes cantidades de dinero a su familia. “Cometí un error al no autoexcluirme inmediatamente de las discusiones, dada nuestra historia familiar. Y estoy sinceramente arrepentido”, dijo en conferencia de prensa. El mandatario se disculpó luego de señalamientos de la oposición sobre un contrato millonario otorgado por el gobierno a la organización de desarrollo y defensa juvenil WE Charity. De acuerdo con información de agencias, la ONG admitió haber pagado el equivalente a 220 mil dólares a la madre, el hermano y la esposa de Trudeau por exposiciones y charlas. El propio Trudeau admitió haber participado en negociaciones con la organización benéfica sobre el contrato. Además, según admitió el primer ministro canadiense, tenía pleno conocimiento de que su madre Margaret trabajaba para WE como abanderada en relación a temas de salud mental. El gobierno de Trudeau concedió a WE Charity, organización que trabaja en el desarrollo de oportunidades para jóvenes, la gestión de 900 millones de dólares destinados para proporcionar a jóvenes canadienses oportunidades de voluntariado pagado ante la crisis económica causada por el coronavirus. Sin licitación de por medio, el gobierno canadiense concedió el jugoso contrato a WE Charity y justificó la decisión al señalar que la organización, creada por un antiguo defensor de los derechos infantiles en los países en desarrollo, Craig Kielburger, era la única capacitada para gestionar el programa. Una vez que el escándalo alcanzó los medios de comunicación, el contrato fue cancelado. La tercera, ¿es la vencida? El comisionado de Ética del Parlamento canadiense, Mario Dion, inició una investigación para determinar si Trudeau violó la ley de Conflicto de Intereses. Se trata de la tercera investigación del comisionado de Ética a la que se enfrenta el político canadiense desde que llegó al poder en noviembre de 2015. En las dos ocasiones anteriores, el comisionado determinó que Trudeau había cometido irregularidades al viajar con su familia a una isla privada en el Caribe y por ejercer presiones para favorecer a una de las constructoras más importantes del país, SNC-Lavalin. El principal partido de la oposición, el Partido Conservador, ya solicitó que la Policía canadiense investigue el contrato co n WE Charity para determinar si existen responsabilidades penales para el primer ministro o para algún funcionario de su gobierno.