FACEBOOK

VISTAS
20 de Marzo del 2019

¿De qué trata el asunto de los superdelegados?

Las nuevas superdelegaciones estatales contarán con siete divisiones, una por cada secretaría más tres coordinaciones que respaldarán las acciones de estas. AMLO asegura que el nuevo esquema representará un ahorro de al menos 15 mil millones de pesos

Los superdelegados

AMLO busca contar con representación directa de su gobierno en las 32 entidades federales a través de los “superdelegados”, figuras que reportarán directamente al gobierno federal y que actuarán como enlace entre este y los gobiernos estatales. Este plan había sido anunciado desde noviembre del año pasado, aunque en ese entonces todavía no lo había definido a detalle.

Lo nuevo

Este miércoles se delineó el nuevo esquema con más precisión. Dentro de estas “superdelegaciones” estatales habrá siete subdelegaciones o subcordinaciones: de Seguridad Pública, de Comunicaciones, de Economía y de Bienestar. Además, habrá un administrador general, un secretario anticorrupción y uno jurídico que respaldarán las acciones de los primeros cuatro.

Su función

Los superdelegados serán los encargados de promover los planes y programas del gobierno de AMLO. Según el presidente, lo que se pretende es eliminar instancias intermedias para que la gente reciba directamente sus recursos y de esta manera evitar que la corrupción se quede con parte de estos fondos. Asimismo, AMLO aseguró que, al simplificar la estructura, el gobierno federal ahorrará 15 mil millones de pesos en comparación con lo que se gastaban los gobiernos anteriores en las delegaciones estatales de cada secretaría.

Las críticas

Miembros de partidos opositores han manifestado que el plan de las superdelegaciones viola el pacto federal; es decir, la soberanía de las 32 entidades del país, al centralizar la toma de decisiones y quitarle poder a los gobiernos estatales. Una de las preocupaciones principales de sus críticos es que los gobernadores quedarían excluidos de los planes de seguridad que implementará el gobierno federal en sus estados. Otros críticos afirman que los superdelegados serán, en la práctica, operadores electorales de Morena, pues tendrán el control presupuestal de los programas sociales y la lista de beneficiarios de éstos.