FACEBOOK

VISTAS
21 de Enero del 2019

El trabajo soñado que dejó el huachicol

Mientras en las empresas comunes los de recursos humanos batallan para cubrir sus plazas, el Gobierno Federal suma seis mil aspirantes en tres días
El combate al huachicol ha generado desabasto de combustible, movilizaciones militares, policiacas y de marinos, detenidos, investigaciones dentro y fuera de Petróleos Mexicanos (Pemex), pero también ha abierto oportunidades laborales y la más disputada hasta ahora es la de operador de pipa, puesto por el que se han postulado más de seis mil contendientes. Luego de tres días que el Gobierno Federal lanzara la convocatoria para emplear a dos mil operadores de pipas para distribuir combustible, la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) ha recibido seis mil 199 solicitudes para ocupar la plazas. Y no es para menos si recordamos que el sueldo ofrecido era de 14 mil 500 pesos quincenales (29 mil pesos al mes). Es por lo anterior que los aspirantes no se hicieron esperar y desde el sábado llegaron al Campo Militar 1-A para postularse, entre ellos algunos choferes de microbús que esperaban encontrar un empleo mejor pagado. En la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, dijo que de esas solicitudes solo dos mil 878 personas entregaron su documentación completa, mil 365 hicieron el examen y 804 ya fueron aprobados, de ellos 120 hombres ya fueron tomados como aptos para contratarse. Los aspirantes deben tomar en cuenta que al prestar el servicio se exponen a un ataque por parte de los huachicoleros pero la mayoría dice no tener miedo pues piensan que las unidades estarán custodiadas por las autoridades. Las plazas se agotan. Si tú quieres postularte debes contar con una identificación oficial con fotografía, tener entre 25 y 60 años, presentar tu acta de nacimiento, CURP, comprobante de domicilio, currículum, licencia federal tipo “E”, y “B” o “C” con dos años de antigüedad; además contar con buena reputación, acreditar buen estado de salud y aprobar el examen de conducción.