FACEBOOK

VISTAS
09 de Septiembre del 2019

¿Qué es un tercer país seguro? Y por qué México no quiere serlo

Cuando una persona abandona su país para solicitar asilo en otro, este segundo país puede negarse a recibirlo y remitirlo a un tercero que considere que puede darle las mismas atenciones.
El término se basa en los principios de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y se resume en lo siguiente: Cuando una persona abandona su país para solicitar asilo en otro, este segundo país puede negarse a recibirlo y remitirlo a un tercero que considere que puede darle las mismas atenciones. Es decir, primer país: El Salvador, de donde huyen de la violencia. Segundo país: Estados Unidos, a quien le piden asilo. Tercer país: México, a donde los manda Estados Unidos. La principal condición para ser un “tercer país seguro” es garantizar que los solicitantes de asilo no van a ser retornados a su país de origen, que se respeta el principio de "no devolución". La intención es ayudar a aliviar la carga de los países que reciben más solicitudes de asilo y redistribuir a los solicitantes de forma más equitativa entre distintos países. El único país con el que, hasta el momento, Estados Unidos tenía un acuerdo de tercer país seguro es Canadá. Ahora, Guatemala y Honduras se ha sumado. Pacto migratorio con EEUU: #Honduras cede a presión y será tercer país seguro https://t.co/JETbUdrmkr pic.twitter.com/COgfwFCOkn — Diario La Prensa (@DiarioLaPrensa) September 9, 2019 ¿Por qué México no quiere aceptar? Si México acepta convertirse en “país seguro”, todos los migrantes que quisieran solicitar asilo en Estados Unidos, podrían venir a México, pedirlo aquí y permanecer en nuestro país. El acuerdo, obligaría a México a responsabilizarse de todos esos migrantes. El Estado estaría obligado a proveerles protección, una estancia legal de acuerdo a ciertas normativas internacionales y el acceso a medios de subsistencia suficientes para mantener un nivel de vida adecuado. Este tipo de arreglo conlleva, obviamente, una compensación financiera para el país que acepta encargarse de los solicitantes de asilo y de los refugiados, es decir, Estados Unidos le pagaría a México por aceptar a los migrantes. Pero aún así, México no tiene las condiciones para serlo. En eso coinciden casi todos los expertos. En una entrevista para la BBC, Rodolfo Cruz, director del Departamento de Estudios de Población de El Colegio de la Frontera Norte, aseguró que México no tiene la capacidad para volverse un tercer país seguro, primero, porque no tiene la infraestructura suficiente para seguir albergando y atendiendo a estos migrantes que ya sometieron su proceso de solicitud de refugio en Estados Unidos y que están del lado mexicano. Y segundo, México tampoco tiene el marco legal que sustente el que puedan estar acá por tiempo indefinido. El canciller, Marcelo Ebrard se reunirá mañana con y ha insistido en que México no será tercer país seguro, puesto que la estrategia migratoria que se ha implementado es exitosa. Habrá que esperar.