FACEBOOK

VISTAS
14 de Enero del 2019

Se busca CFO para Pemex

Los encuentros de funcionarios de Pemex con inversionistas en Nueva York no fueron positivos, y el mercado castigó la falta de señales claras para salvar a la petrolera mexicana del decline en producción e inversiones
En plena batalla contra el robo de combustibles, Pemex no convenció a los inversionistas en su gira por Nueva York, que costó 10 mil millones de pesos. El fracaso de las reuniones que sostuvo Pemex con inversionistas en Estados Unidos se puede medir por la reacción de los participantes en los encuentros, que descalificaron a los funcionarios de la empresa del Estado, en particular del director de finanzas, Alberto Velázquez, de quien pidieron la renuncia. De acuerdo a un reporte de Bloomberg, con base en los comentarios que recogió de analistas  de Nomura Holdings y de Jeffries, los directivos de Pemex “carecen de estrategia”, “no impresionaron a nadie” y “ están desconectados de lo que percibe el mercado”. El mal resultado de los encuentros con inversionistas es relevante porque el objetivo era convencer sobre recuperar la capacidad de refinación y de producción tras la caída en la inversión. El mercado castigó a Pemex con un alza en la tasa de interés en 40 puntos base en los bonos emitidos por cinco mil 400 millones de dólares, con vencimiento en el año 2027. “El director financiero no mostró entendimiento de la compañía y no impresionó para nada. Es problema de AMLO porque él lo eligió. Tiene que irse”, declaró a Bloomberg, Jim Craige, cotitular de inversión de Stone Harbor Investment Partners. La falta de señales del nuevo gobierno para salvar a Pemex fue uno de los puntos que tomó en cuenta Barclays para elaborar un reporte sobre el riesgo de recorte a la calificación crediticia de la petrolera, lo que podría arrastrar a México a perder el grado de inversión. En opinión del banco británico, hay un riesgo real de que las calificadoras más importantes del mundo comiencen a recortar la valuación crediticia de Pemex, en la segunda parte de 2019. Pemex es la petrolera más endeudada con 83 mil millones de dólares en bonos en circulación, y en la actualidad enfrenta un momento difícil por el combate al robo de combustibles que llevó a la escasez de combustibles en algunas parte de México. “Creemos que Fitch recortará la nota de Pemex hasta en dos escalones, dado el reciente cambio en su metodología. Si esto ocurre, Pemex podría ser calificado únicamente un escalón arriba por las otras dos calificadoras”, según el análisis. Entre los factores que consideró para la valuación a Pemex fueron la falta de una revisión integral del régimen fiscal, que hará que dependa en gran medida de los mercados de capitales y eso tal vez agrave el deterioro de sus fundamentales.