29 de mayo 2022

23 de mayo 2018

Política

Santiago Nieto revive el caso Odebrecht

AMLO ha sido claro al decir que Santiago Nieto no será reinstaurado como fiscal electoral. Pero sus palabras dejan ver que podría tener un papel de mayor relevancia política

Por Rodrigo Carbajal

COMPARTE ESTA HISTORIA

El efecto político de la incorporación de Santiago Nieto a la campaña de Andrés Manuel López Obrador es evidente. Un día después de que el ex fiscal especializado en delitos electorales asistiera a un mitin de Morena en Jalisco, la Procuraduría General de la República (PGR) citó a declarar a tres ex directivos de Pemex  en relación al caso Odebrecht.

López Obrador ha sido claro en cuanto a que Santiago Nieto no será reinstaurado como fiscal electoral. “No me está poniendo ninguna condición”, dijo el candidato presidencial de Morena.

 

Sin embargo, las palabras de López Obrador dejan ver que Nieto podría tener un papel de mayor relevancia política: “El ex fiscal tiene todo el conocimiento de lo de Odebrecht, tiene mucha información y, además, a mí me importa bastante, no para que él esté en esa función de nuevo, sino porque yo quiero que se haga valer la democracia y que se castigue a los que compran votos, a los que obligan a la gente a votar por un partido o candidato”.

La reactividad de la PGR contrasta con la pasividad con la que se ha manejado el caso Odebrecht en México. Mientras que las autoridades judiciales de prácticamente todos los países de América Latina en los que operó la constructora brasileña han procesado a altos funcionarios por haber recibido sobornos, los fiscales mexicanos decidieron reservar la investigación.

PGR cita a funcionarios cercanos a Lozoya

La PGR citó a declarar a Mario Beauregard Álvarez, quien fue director corporativo de Finanzas de Pemex; Víctor Díaz Solís, ex director corporativo de Administración de la paraestatal, y José Fortunato Álvarez Enríquez, quien fue presidente del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos, Obras y Servicios de Pemex Refinación.

Los primeros dos funcionarios llegaron a Pemex en el 2012, junto con Emilio Lozoya Austin, el ex director de la empresa productiva del Estado que, de acuerdo al ex director de Odebrecht en México, recibió un soborno de 4 millones de dólares.

Luis Alberto Meneses Weyll, ex director de Odebrecht en México, habla sobre los presuntos sobornos otorgados a Emilio Lozoya. Crédito: Quinto Elemento Lab

Antes de llegar a Pemex, Mario Beauregard fue director de Finanzas de OHL México, empresa de la que Emilio Lozoya era miembro del Consejo de Administración. Cabe destacar que, antes de la gestión de Lozoya, OHL México nunca había ganado licitación alguna en Pemex. Para el 2013, la subsidiaria de la constructora española ya había firmado tres contratos con la empresa paraestatal con un valor conjunto de 2.39 mil millones de pesos.

Víctor Díaz Solís, otro de los funcionarios citados por la PGR, fue el secretario particular de Emilio Lozoya Thalmann,  padre de Emilio Lozoya Austin, cuando fue secretario de Energía, Minas e Infraestructura durante la administración de Carlos Salinas de Gortari.

Emilio Lozoya Austin es el nombre que se repite una y otra vez en las acusaciones de ex directivos de Odebrecht en relación a sus tratos con Pemex. Emilio Lozoya Austin es también el nombre que provocó, indirectamente, la destitución de Santiago Nieto como fiscal especializado en delitos electorales por ventilar públicamente presiones del ex director de la paraestatal en relación a la investigación de los presuntos sobornos y financiamiento de campañas políticas de la constructora brasileña en México.

Publicidad
Publicidad
Publicidad