20 de abril 2021

30 de marzo 2021

Política

Rocío Baca Bonifaz: El vínculo de Juan Collado con Mauricio Fernández

Rocío Baca Bonifaz pasa desapercibida en la planilla de Mauricio Fernández Garza a la alcaldía de San Pedro Garza García, NL. Solo que Rocío arrastra un cuestionable historial que la vincula con uno de los escándalos de corrupción más importantes de este sexenio: el caso Juan Collado y la Caja Libertad.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

Rocío Baca Bonifaz, integrante de la planilla de Mauricio Fernández, está contemplada para ocupar el puesto de sindico segundo suplente en dado caso que el panista alcance la alcaldía de San Pedro Garza García, Nuevo León, en estas próximas elecciones de junio 2021.

¿El problema? Rocío Baca arrastra un cuestionable historial que la vincula con uno de los escándalos de corrupción más importantes de este sexenio: el caso Juan Collado y la Caja Libertad.

A primera vista, el personaje de Rocío Baca Bonifaz pasa desapercibido en el acaudalado municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León. Sin embargo, la presencia de esta abogada como experta jurídica en el equipo de campaña del panista Mauricio Fernández, enciende las alarmas por su estrecha cercanía con oscuros intereses inmobiliarios, ligados a grandes casos de corrupción de índole nacional y a otros casos de presunto despojo inmobiliario y abuso de poder, a nivel local.

El vínculo clave radica en la persona de nombre Álida Enriqueta del Carmen Bonifaz Sanchez, madre de Rocío Baca. 

Procuradora de Nuevo León durante la administración del panista Fernando Canales Clariond (2001-2003) y ex titular de la Notaría número 24 en Monterrey, N.L., la licenciada Alida Bonifaz ha caído de las alturas.

En 2019, su nombre apareció dentro de la causa penal 269/2019, la cual mantiene hoy tras las rejas al poderoso abogado Juan Ramón Collado Mocelo, acusado de su presunta participación en un entramado de lavado de dinero mediante la creación de una red de empresas fantasma.

En la demanda, interpuesta por el presunto ex prestanombres del empresario inmobiliario José Antonio Rico Rico, se acusa a Alida Bonifaz de haber avalado identidades falsas para el otorgamiento de un poder judicial, que fue luego utilizado para cometer un supuesto fraude inmobiliario.

Poco después de darse a conocer el caso de Juan Collado, Bonifaz dejó de ser la titular de la notaría 24 en Monterrey N.L.. Su lugar fue ocupado por su hijo, Rodrigo B. Baca Bonifaz.

Solo que el oscuro historial de la exprocuradora durante la administración del panista Fernando Canales Clariond, no termina ahí. 

Con una simple búsqueda en internet, cualquiera puede darse cuenta que Alida Bonifaz acumula varias denuncias por presunta negligencia legal relacionada con decenas de fraudes inmobiliarios en Nuevo León.

En uno de ellos, vecinos acusaron al entonces tesorero municipal de San Pedro bajo la presidencia de Mauricio Fernández, Encarnación Ramones Saldaña, de vender terrenos de manera fraudulenta – y de presuntamente operar en colusión con Bonifaz.

Y si uno busca un poco más, también puede enterarse del involucramiento de Bonifaz en otro caso de despojo inmobiliario, que nunca siguió su curso luego de que la exprocuradora presentara un incidente para evitar que la denuncia por robo de predio en la que está ligada llegara a tribunales.

De acuerdo con fuentes cercanas a ese caso consultadas por este medio, Bonifaz gozaría de una red de protección al más alto nivel del Poder Judicial en Nuevo León, que hasta ahora se habría encargado de bloquear cualquier acción legal contra la exprocuradora estatal.

Un negocio familiar

Pero ahora, volvamos con Rocio Baca Bonifaz, hija de Alida. Porque su cercanía con intereses inmobiliarios cuestionables no se detiene ahí. También, se extienden a otro de sus vínculos familiares más cercanos.

Y es que resulta que su esposo, Alexis Arturo Magallanes Alanís, también es abogado y también está implicado en casos de presunta simulación de contratos. Según refieren dos cartas enviadas al Colegio de Notarios de Nuevo León, así como un registro de juicio civil en el Boletín Judicial de Nuevo León para febrero de 2021, Magallanes Alanís está implicado en al menos dos casos de simulación de contrato. En uno de ellos, un ciudadano asegura nunca haber otorgado un poder a Magallanes Alanís para la venta de un inmueble.

Pero hay más. Porque falta ponerle la lupa a la compañera de fórmula de Rocío Baca Bonifaz: Sofía Leal Herrera. 

Asidua a los eventos sociales de la alta sociedad regiomontana -como su compañera Rocío- Leal Herrera ostenta relaciones directas con -así es- intereses inmobiliarios. 

Sofía, quien se desempeñó como directora de Adquisiciones en la última administración de Mauricio Fernández en San Pedro, está casada con Juan Pablo Canales. ¿Y a qué se dedica Juan Pablo? Sí, al negocio de las bienes raíces, particularmente en el municipio de San Pedro Garza García. De acuerdo con su perfil de LinkedIn, Canales labora en el ramo de la inversión inmobiliaria desde hace más de seis años.

Y así, con una sólida red de abogados muy bien conectados con empresarios inmobiliarios, es el que el candidato panista Mauricio Fernández pretende llegar por cuarta ocasión a la alcaldía de San Pedro, Garza García, la opulenta localidad nuevoleonesa que en las últimas dos décadas ha visto cómo intereses mobiliarios fuera de control han contribuido al colapso de las principales vialidades de la ciudad. 

En 2015, sin contar con experiencia legislativa previa, Rocio Baca Bonifaz tomó posesión como diputada suplente en el Congreso de la Unión. La legisladora que le dejó su lugar en ese entonces, explicó que se trataba de una gran oportunidad de aprendizaje para la joven Rocío. ¿Habrá aprendido bien?

Mientras tanto, los conflictos de interés se van sumando alrededor del excéntrico candidato panista, Mauricio Fernández Garza. 

Más vale que su planilla de unidad esté más unida que nunca. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad