FACEBOOK

VISTAS
06 de Febrero del 2019

Revuelo por declaración patrimonial

La secretaria de Gobernación culpó a la Función Pública de la omisión de una propiedad en su declaración patrimonial; pero Irma Eréndira Sandoval dijo que tendría que haber una nota aclaratoria del funcionario público
La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero pidió a la secretaría de la Función Pública hacer pública una propiedad reservada en su declaración patrimonial. La omisión en la declaración patrimonial de un departamento en Houston, por medio millón de dólares propiedad de la secretaria de Gobernación fue responsabilidad de la Secretaría de la Función Pública, explicó Olga Sánchez Cordero. Ante el señalamiento, Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública sostuvo que había la posibilidad que en la plataforma Declaranet, en propiedades de terceros, tendría que haber una nota aclaratoria del funcionario público. “Esta situación fue siempre del conocimiento de la secretaria de Gobernación, ella sabía que esa información, en el sistema (Declaranet) no sería dada de alta en forma automática”, agregó. Sin embargo admitió que hay posibilidades de transparentar más aunque esa dependencia ha hecho una gran muestra de transparencia. Olga Sánchez Cordero aclaró que solicitó el 30 de enero hacer pública toda su información patrimonial, incluido el inmueble en Houston, Estados Unidos, que apareció reservada. De acuerdo al diario Reforma, la exministra de la Suprema Corte de Justicia no incluyó la vivienda en su declaración patrimonial, lo que llevó a la funcionaria pública a explicar en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, que adquirió la propiedad junto a su esposo en 2009. A su vez, el vocero de Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas detalló que el formato de la declaración patrimonial oculta datos y hay un problema con el sistema. Ramírez Cuevas también fue cuestionado sobre sus ingresos y al respecto aclaró que no tiene nada que ocultar y que es propietario de un vehículo que sigue pagando. El 30 de enero, Sánchez Cordero entregó la declaración patrimonial que consiste en un terreno rústico de 380 mil metros cuadrados, con valor de 90 millones de viejos pesos, un departamento de 318 metros cuadrados que adquirió en 2004 en 2.7 millones de pesos.