FACEBOOK

VISTAS
05 de Junio del 2019

Reunión Ebrard-Pompeo, sin acuerdo todavía

Donald Trump comunicó, via Twitter, que la negociación continuará mañana. Minutos después de que se filtró la noticia, Fitch bajó la calificación crediticia de los bonos soberanos de México

Hasta el momento, la administración de Donald Trump mantiene su intención de implementar una tarifa de 5 por ciento a todas las exportaciones mexicanas. El Presidente de Estados Unidos comunicó, vía Twitter, que la negociación sobre inmigración con miembros del gobierno mexicano terminó su primer jornada sin llegar a un acuerdo.

La reunión, en la que participaron el canciller mexicano Marcelo Ebrard y su homólogo estadounidense Mike Pompeo, continuará mañana. Un alto funcionario de la administración de Donald Trump dijo a CNBC que estas conversaciones se perciben como la línea de inicio de las negociaciones entre México y Estados Unidos, no como la línea de meta. Esto ocurre en el contexto de un aumento significativo en el flujo migratorio proveniente, en mayor medida, de América Central. El diario The New York Times reportó que el arresto de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos alcanzó su mayor nivel en más de siete años. El encuentro Ebrard-Pompeo tuvo lugar luego de que el secretario de Relaciones Exteriores sostuvo reuniones en Washington con prominentes líderes políticos y empresariales de Estados Unidos, incluida una junta con la líder de mayoría en la cámara baja, la congresista demócrata Nancy Pelosi. La prensa estadounidense publicó que Peter Navarro, el asesor comercial de más alto rango en la Casa Blanca, dijo que las tarifas “no tendrían que entrar en vigor” si México aceptaba ciertas condiciones. Este mensaje es consistente con lo que publicó el Presidente Trump en Twitter, donde enfatizó que hay progreso en la negociación, pero que todavía no se ha llegado a un acuerdo concreto. Minutos después de CNBC filtró el testimonio de un miembro de la administración de Trump que dijo que las negociaciones habían fracasado en su primer día, Fitch rebajó la calificación crediticia de los bonos soberanos de México de “BBB+” a “BBB”.