FACEBOOK

VISTAS
06 de Agosto del 2018

El reset de la relación México-China

México y China tienen muchos pendientes que resolver. La visita que hizo a López Obrador el embajador de Beijing en México no fue sólo de cortesía
Andrés Manuel López Obrador recibió a José Antonio Meade en su casa de la Colonia Roma. Sin embargo, esta semana tuvo una reunión mucho más importante. Qiu Xiauqi, embajador de China en México, visitó al virtual presidente electo. Con López Obrador el gobierno mexicano girará a la izquierda. Eso le podría abrir la puerta a China.

El creciente déficit comercial

Desde que China ingresó a la OMC en el 2001, este país se ha conve rtido en la principal fuente del déficit comercial de México. Ahora, el equipo de AMLO espera acercarse a China para dejar de ser rivales de manufactura y volverse socios estratégicos.

China como carta geopolítica

El principal reto de política exterior de AMLO se llama Donald Trump. A diferencia de la estrategia de negociación del gobierno del presidente Peña Nieto, la nueva Administración podría utilizar a China para obtener mejores términos en la relación bilateral México-Estados Unidos. En un momento en el que China y Estados Unidos están al borde de una guerra comercial, México podrá jugar un papel importante como intermediario.

China como nuevo aliado de inversión

El año pasado, China invirtió más de 200 mil millones de dólares en América Latina. Menos del uno por ciento se destinó a México. Esto tiene una explicación: Estados Unidos ha cabildeado sistemáticamente para bloquear la influencia de China con su vecino del sur. No obstante, México tiene un déficit de infraestructura y finanzas públicas presionadas. Eso podría convertir a China en un nuevo aliado de inversión.

La deuda pendiente del tren México-Querétaro

En este sexenio, China intentó acercarse a México como socio de inversión, pero la cancelación del tren México-Querétaro congeló la relación bilateral. China Railway Construction Corp. había ganado la licitación de ese proyecto en consorcio con Grupo Higa. Los chinos amenazan con demandar al gobierno mexicano en tribunales internacionales de arbitraje por 600 millones de dólares. Al gobierno de López Obrador le toca limpiar ese desastre. ¿Será el relanzamiento de la relación México-China o prevalecerá el status quo?