20 de abril 2021

4 de marzo 2021

Política

Quid Pro Quo: China y Rusia en América Latina

La falta de vacunas en México y en América Latina representa una oportunidad geopolítica para Rusia y China en el área de influencia de Estados Unidos

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El desarrollo de la vacuna contra el Covid-19 se ha convertido en una oportunidad geopolítica para que países como Rusia y China ganen terreno en América Latina, un área donde Estados Unidos suele tener una mayor influencia.

¿Por qué importa?

  • La política exterior de la administración de Joe Biden enfatiza la rivalidad estratégica de Estados Unidos con China y con Rusia.
  • En las últimas semanas, el gobierno de Estados Unidos ha anunciado sanciones contra personajes del entorno del presidente ruso, Vladimir Putin, y ha explicado que mantendrán una postura crítica ante Beijing en la Organización Mundial del Comercio.
  • “Manejaremos la mayor prueba geopolítica del siglo XXI: nuestra relación con China”, afirmó Antony Blinken, el jefe de la diplomacia estadounidense, al tiempo de agregar que también se buscará la cooperación internacional en desafíos globales, como el cambio climático y la pandemia de Covid-19.
  • China y Rusia, por su parte, buscan extender su influencia en el hemisferio occidental a través de lo que la Junta Editorial del New York Times define como “la diplomacia de las vacunas”.

El contexto:

  • Expertos en la materia aseguran que tanto China como Rusia están utilizando la vacuna como herramienta geopolítica ante la falta de voluntad de las farmacéuticas occidentales para cooperar con la distribución del antígeno en países pobres, y México no es la excepción.
  • El canciller de México, Marcelo Ebrard, promovió una queja ante la Organización de las Naciones Unidas para denunciar el acaparamiento de vacunas de parte de los países ricos, así como del abandono de la iniciativa COVAX, que busca distribuir vacunas en países en desarrollo.

Manejaremos la mayor prueba geopolítica del siglo XXI: nuestra relación con China”

Antony Blinken

Secretario de Estado de EU

Los detalles:

  • “El acceso a las vacunas es el desafío más importante al que se enfrenta la comunidad internacional. Casi como una nueva ‘carrera armamentística’”, aseguró el centro de análisis estadounidense Soufan, en declaraciones para la AFP, haciendo alusión a la carta de prestigio que éstos se juegan en los países pobres.
  • En el caso de Beijing, el año pasado reforzó su imagen con la llamada ‘diplomacia del cubrebocas’, la cual han replicado ahora en la distribución de vacunas (y donaciones incluidas) a países africanos Argelia, Senegal, Sierra Leona o Zimbabue y en Latinoamérica a naciones como Venezuela o República Dominicana.
  • “(China) Ha sabido imponerse como el gran aliado de los países del sur en un momento en el que el norte da muestras de un egoísmo casi congénito”, dijo a la AFP, Bertrand Badie, profesor de Relaciones Internacionales en la escuela de Ciencias Políticas (Science Po) de París.
  • El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, anunció esta semana que entre el 15 y el 18 de marzo llegarán al país tres envíos, cada uno de 1 millón de dosis de la vacuna china SinoVac, mientras que de la vacuna CanSino -también china- se envasarán alrededor de 2 millones de dosis en suelo mexicano.
  • El impulso que recibió la vacuna Sputnik V, tras la evaluación de la revista médica The Lancet, le permitió a Rusia colocarse a la par de China. Tan es así, que países de la Unión Europea como Hungría, Eslovaquia y República Checa (viejos conocidos soviéticos en la Guerra Fría) se han inclinado por el antígeno ruso antes que esperar la aprobación del Comisión de salud de la Unión Europea.
  • “Dar muestras al mundo de que, finalmente, Rusia sufrió menos por el coronavirus que Estados Unidos y que es más eficaz (en las vacunas) que Europa occidental, es una buena forma de reconstruir su poder”, estimó Badie al respecto.
  • “En las relaciones internacionales las campañas de imagen son decisivas… la obsesión de Vladimir Putin por restablecer el poder ruso, aunque sea al mismo nivel que los occidentales”, subrayó el especialista.
Publicidad
Publicidad
Publicidad