FACEBOOK

VISTAS
03 de Abril del 2020

Quedarse en casa, un lujo

Datos de ubicación celular revelan que mientras los estadounidenses de mayor ingreso se aislan más para protegerse del coronavirus, los pobres hoy en día están más expuestos.
Nuestra ubicación de teléfono lo dice todo. 
 En Estados Unidos, como en el resto del mundo, la gente se está moviendo menos por la crisis del coronavirus; sin embargo, son los más ricos los que más se quedan en casa. 

 Eso es lo que descubrió el diario estadounidense The New York Times, luego de analizar la información de ubicación de más de 15 millones de usuarios de teléfonos celulares. Aunque personas de todos los niveles de ingreso están limitando sus actividades fuera de casa, aquellos que ganan más se aíslan más en sus hogares, especialmente entre semana. Y no solo eso, sino que en casi todos los estados la Unión Americana, los ricos comenzaron a hacerlo mucho antes que los pobres, dándose así una ventaja en cuanto a distanciamiento social mientras el virus se propagaba. Esto, de acuerdo con información de la compañía de análisis de ubicación Cuebiq, a la que el NYT tuvo acceso. A inicios de marzo, cuando el virus comenzó a propagarse de manera más agresiva, detalla el diario, gente a lo largo del país empezó a limitar sus movimientos. La tendencia es igual en ambas costas del país, incluyendo las 25 zonas metropolitanas más pobladas. Pero los más ricos, el 10% que más dinero gana, limitaron sus movimientos más que el 10% con menor ingresos. ¿Y cómo los pudieron identificar? Muy sencillo: por su lugar de residencia, las cuales en Estados Unidos están bien definidas entre zonas ricas y zonas pobres. Evidencia ‘en tiempo real’ Para el NYT, la información ofrece pruebas de una división evidenciada por la pandemia del coronavirus, “una en la que la gente más rica no solo tienen más seguridad laboral y prestaciones sino que también tienen mayores facilidades para evitar enfermarse”. 

 El brote es tan reciente que la relación entre estatus socioeconómico y tasas de infección aún no puede ser determinado, menciona el medio, pero estadísticas recientes publicadas por autoridades de salud de Nueva York apuntan a que los barrios de menor ingreso son los más afectados por el coronavirus. 

 Aunque varios expertos en política pública que revisaron los datos dijeron que éstos sugieren que los más ricos tienen mayores posibilidades de quedarse en casa, agregaron que podrían existir otras razones para explicar las diferencias - quizá una mayor atención a los riesgos o un mejor acceso a información, por ejemplo - así como otras razones que aún no parecen obvias. 
 Investigadores en salud pública y economistas, por su parte, señalaron que la información pone en evidencia fallas en la respuesta gubernamental para proteger a trabajadores de bajos ingresos. “La gente habla de este virus como si fuera un patógeno que no discrimina, pero realmente no lo es”, le dijo el Dr. Ashwin Vasan, un doctor y profesor de salud pública en la Universidad de Columbia, al NYT. “Se está yendo directamente a las fisuras en nuestra sociedad”, aseveró.