FACEBOOK

VISTAS
12 de Marzo del 2019

¿Qué pasó en Tamaulipas?

El presunto secuestro de 22 migrantes en Tamaulipas ya alcanzó a la Fiscalía General de la República y aún no hay respuestas

¿Qué sucedió?

El jueves 7 de marzo a las 12:55 del día, un grupo armado interrumpió el trayecto de un autobús con pasajeros de la empresa Transpaís, que recorría la ruta Tampico-Reynosa. El asalto ocurrió en el kilómetro 79 de la carretera San Fernando-Reynosa, a la altura del ejido Palo Blanco. La declaración del chófer indica que los asaltantes eligieron entre 19 y 22 pasajeros para abandonar la unidad. Estos fueron conducidos a las camionetas con las que interceptaron al autobús y que posteriormente, partieron hacia un rumbo desconocido. El autobús junto con el resto de los pasajeros continuó su ruta hasta la ciudad de destino, Reynosa. La empresa Transpaís notificó a las autoridades ministeriales sobre el secuestro. Así lo confirmó en un comunicado el lunes 11 de marzo, donde sólo especifica que una de sus unidades fue “víctima de la inseguridad” y que la denuncia de los hechos ante las autoridades fue inmediata.

Enfrentamiento entre el gobierno de Tamaulipas y el Gobierno Federal

La cobertura del caso comenzó a circular en la prensa desde el fin de semana, y esto presionó a reaccionar tanto al estado de Tamaulipas como al Gobierno Federal. A pesar de haber recibido la denuncia desde el 7 de marzo, el gobierno de Tamaulipas reconoció el plagio hasta el lunes 11 de marzo. Y aquí comienzan las inconsistencias. El mismo lunes 11 de marzo, en una entrevista con MVS, el vocero de seguridad en Tamaulipas, Luis Alberto Rodríguez, se limpió las manos. Acusó que dadas las características del hecho, el gobierno estatal dio conocimiento del caso a la Fiscalía General de la República (FGR) para que se hiciera cargo de las indagatorias, aunque no precisó la fecha del aviso. Además indicó que anteriormente se había hecho la advertencia del gobierno de Tamaulipas al gobierno federal, sobre dos hechos similares que se presentaron el 19 y 20 de febrero, en la ruta de Piedras Negras-Reynosa. Comentó que es una mecánica que también sucede en Chihuahua, donde toman a personas de los autobuses de línea, y no hay denuncia por lo que las personas permanecen como no localizadas. Además, señaló que las 19 personas secuestradas podrían ser migrantes centroamericanos. El mismo día el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, declaró que no hay ninguna denuncia sobre el presunto secuestro de 19 personas. Precisó que el autobús iba escoltados por la policía federal y que ya había hablado con el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, para pedirle que se hiciera cargo de las investigaciones. Desde que la FGR tomó el caso, comenzó a desmentir la información del gobierno de Tamaulipas. Informó que fueron 22 los plagiados, en lugar de 19; y que por ningún motivo el autobús iba custodiado por la Policía Federal.

La hipótesis de López Obrador

Durante la conferencia mañanera del día de hoy, el presidente López Obrador fue cuestionado respecto al autobús en Tamaulipas. A lo que el mandatario confirmó que en efecto, se trata de migrantes, y que hoy por la mañana el caso fue tratado en la mesa de seguridad y “no hay indicios de que haya sido custodiado el camión, no hay información por la Policía Federal”. Además lanzó la hipótesis de que lo que ocurrió, “es una forma de introducirse al territorio estadounidense, no es que desaparezcan, sino que cruzan así la frontera, ya van dos casos parecidos”. López Obrador finalizó aseguró que seguirán investigando, ya que no quiere que se repitan casos como los de San Fernando. El presidente se refiere a la matanza que ocurrió en agosto del 2010, donde 72 migrantes fueron ejecutados por el cártel de los Zetas al negarse formar parte del grupo delictivo, y no pagar el dinero que les exigían por su libertad.

No es un caso aislado

El Subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas, declaró que la semana pasada ocurrió un hecho similar. El 21 de febrero un grupo de veinticinco personas fueron secuestradas mientras viajaban en un autobús por Tamaulipas. En esta ocasión, se presume que también eran migrantes. El subsecretario responsabilizó a la delincuencia organizada del plagio registrado la semana pasada, y admitió que los hechos están ligados al tráfico de personas.