21 de mayo 2022

20 de enero 2022

Política

¿Qué pasó con la Operación Safiro?

El nombramiento de Claudia Pavlovich como cónsul en Barcelona sugiere que la investigación sobre la trama de desvío de recursos a campañas del PRI ha tocado fondo. El gobierno de Sonora transfirió dinero a empresas fantasma vinculadas al esquema de la Operación Safiro

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El gobierno de Sonora transfirió dinero a empresas fantasma vinculadas al esquema de la ‘Operación Safiro’, una investigación sobre la trama de desvío de recursos a campañas del PRI que parece haber tocado fondo con el nombramiento de Claudia Pavlovich como cónsul en Barcelona.

¿Por qué importa?

De acuerdo con reportes de la organización civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), durante la gestión de Pavlovich se habrían desviado 140 millones de pesos a través de una red de seis empresas “fantasma”.

El contexto:

La ‘Operación Safiro’ data de 2016 y en ella presuntamente se desviaron fondos públicos por 649 millones 327 mil 686 pesos de siete entidades como Sonora, Chihuahua, Colima, Durango, Estado de México, Morelos y la alcaldía Milpa Alta (CDMX) para el presunto financiamiento de campañas del PRI.

Los detalles:

  • Documentos en poder de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revelan que el gobierno de Pavlovich transfirió grandes cantidades de recursos públicos a empresas vinculadas entre sí, que el mismo SAT ha calificado de manera oficial como simuladoras de operaciones o “fantasmas”.
  • Destaca que, en el año 2016, el gobierno de Sonora realizó transferencias por 27 millones 461 mil pesos a favor del Despacho de Profesionistas Futura, la misma empresa “fantasma” utilizada por César Duarte como parte de la ‘Operación Safiro’.
  • En ese mismo periodo también se efectuaron pagos a las siguientes empresas: SINNAX por 23 millones 434 mil pesos; SISAS por 16 millones 100 mil pesos; Comercializadora Fing por 28 millones 901 mil pesos; Despacho de Profesionistas Faga por 28 millones 483 mil pesos y Constructora y Abastecedora Cofex por 15 millones 685 mil pesos.
  • De los casi 650 millones de pesos desviados a través de la ‘Operación Safiro’, 250 millones fueron a parar a la administración de César Duarte, en Chihuahua; 230 millones a la administración de Jorge Herrera Caldera, en Durango y 140 millones a la gestión de Claudia Pavlovich en Sonora.
  • Reportes periodísticos apuntan a que, aunque la pasada administración dio por concluida la investigación de la ‘Operación Safiro’ al considerar que había prescrito, no se descarta reabrir el caso para fincar responsabilidades, afirmó el Contralor General del estado, Guillermo Noriega Esparza.
  • “Ese era un esquema al parecer intencional para evitar rendir cuentas y en esa lógica, estos sucesos son los que podemos plantear como la ‘Operación Safiro’, son hechos del 2016 y para 2019 habían ya prescrito; ellos (la anterior administración) iniciaron en una investigación en 2018 y en 2019 determinaron que ya no había responsabilidades y cerraron el caso”, indicó el funcionario, en referencia a que desde 2017, la nueva ley en materia de corrupción permite que un delito de esta índole se investigue hasta siete años después de haber ocurrido.
Publicidad
Publicidad
Publicidad