FACEBOOK

VISTAS
22 de Marzo del 2019

Para protegerse de los ladrones, lo mejor es el alambre de púas… robado

Ante la creciente inseguridad y los hurtos a casas habitación, algunos tijuanenses decidieron instalar alambre de púas que a su vez fue robado del muro fronterizo con Estados Unidos
El alambre de púas instalado en lo alto del muro fronterizo que divide Tijuana, Baja California, con San Diego, California, ha sido robado y vendido a vecinos de colonias cercanas que buscan protegerse de los robos. “Sabemos del robo de la concertina (alambre) por las autoridades de Estados Unidos que nos han solicitado ayuda a través del personal de enlace”, indicó Marco Antonio Sotomayor Amezcua, secretario de Seguridad Pública Municipal. Los residentes aseguraron a Televisa Californias que un hombre indigente les ofreció instalar el alambre por apenas 40 pesos. Algunas viviendas tienen instalados por lo menos 30 metros del filoso alambre. Según reportó Milenio, es fácil detectar el alambre robado porque el diámetro es similar al instalado en el muro, además de que ese tipo de barrera metálica no se vende en ferreterías mexicanas. La Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad, informó que en lo que va de 2019, han tenido 200 reportes de incidentes fronterizos, 15 personas han sido detenidas en flagrancia robando este material, sin embargo, no pueden retener mucho a las personas por que, pese a las quejas, el gobierno estadounidense no procede penalmente. El alambre se instaló después de la llegada de las caravanas migrantes a la frontera y cuyos integrantes han tratado de ingresar de manera ilegal a Estados Unidos. Tijuana fue recientemente catalogada como la ciudad más violenta del mundo. Además de la alta tasa de homicidios en la ciudad fronteriza, los robos a negocios y casas habitación son constantes. Expertos atribuyen este último delito al creciente número de adictos a la heroína y metanfetamina que concentra la ciudad bajacaliforniana y que cometen delitos como el robo para mantener sus dependencias a dichas drogas.