FACEBOOK

VISTAS
18 de Junio del 2019

¿Prospera o no la 4T?

Prospera, el programa social al que apostó la administración de Peña Nieto para sacar a México de la pobreza, ya fue historia. Lo de hoy es la entrega de becas
Veamos. En México existen 2 fórmulas para combatir la pobreza. La primera es la que siguieron los gobiernos neoliberales desde los 80’s. Salinas con Solidaridad, Cedillo con Progresa, Fox y Calderón con Oportunidades y finalmente, Peña con Prospera. Cada uno fue una evolución del anterior. Aunque la esencia de todos ha sido la misma: combatir la pobreza a través del apoyo a la educación, salud y alimentación de los más vulnerables. La segunda fórmula es la que comienza a operar la 4T. En esta el apoyo se concentra en educación, específicamente en dar becas. La administración actual desapareció el programa Prospera a como lo conocíamos y sus recursos se traspasan para financiar la Coordinación de Becas Benito Juárez, que se encargará de que las becas lleguen a las manos de los beneficiarios. Ahora todo depende de la Secretaría de Educación. Por otro lado en el programa Prospera existía una colaboración entre las distintas oficinas de gobierno. El recurso se repartía entre 3 dependencias de gobierno: Desarrollo Social, Educación y Salud que ofrecían: becas educativas, inclusión financiera que se traducía en créditos y esquemas de ahorro, apoyos para diversificar la alimentación, promoción de la nutrición, acceso al paquete básico de salud, entre muchas otras cosas. La fórmula de la 4T pretende acabar con la intermediación para que las becas lleguen completas y también reducir el aparato burocrático. Ya que según el presidente, en la intermediación, queda espacio para la corrupción. Y es cierto, Prospera ha sido un programa con muchas críticas.Entre lo más señalado es que condicionaban el apoyo a los afiliados y eran obligados a asistir a mítines políticos. Y más importante el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), dice que del 2008 al 2006 el número mexicanos en pobreza aumentó de 49.5 millones de personas a 53.4 millones. Es decir que según cifras del 2016, el 43.6% de los mexicanos viven en pobreza. Por lo que las cifras no han mejorado. Y bueno, también la fórmula de la 4T tiene sus críticas. Algunos se oponen a que el gobierno reparta el dinero y tienen dudas de que se use correctamente. Con la 4T el combate a la pobreza no sólo cambió de nombre, sino que también cambió de estrategia. La nueva administración aún cuenta con el beneficio de la duda, ¿dará resultados?