FACEBOOK

VISTAS
07 de Febrero del 2019

Políticos de la Nueva España

Felipe Calderón fue parte del Consejo de Administración de una subsidiaria de Iberdrola. Eso no necesariamente implica un conflicto de interés, pero habla de la manera en la que las empresas españolas hacen negocios en México

Iberdrola tuvo a Felipe Calderón, BBVA Bancomer tiene a Jaime Serra Puche, Telefónica a Francisco Gil Díaz, y OHL a Emilio Lozoya. Estos son los políticos de la Nueva España.

https://www.youtube.com/watch?v=tmDajy3wBgM&t=213s

La grabación explica algo más que el tráfico de influencias de Emilio Lozoya.

La conversación es un reflejo de lo que ha hecho la élite empresarial española en México: contratar políticos y ex funcionarios para cabildear contratos con el Estado, obtener regulaciones a modo y mantener el privilegio de operar como empresas dominantes en mercados oligopólicos.

El caso de OHL es emblemático.

Lozoya conectó a José Andrés de Oteyza con Enrique Ochoa para salvar una licitación que estaba caída.

Y no sólo eso: como director de Pemex, Lozoya le adjudicó tres contratos a Ohl México por 2,398 millones de pesos.

La cuestión es que ésta no es una situación aislada. El conflicto de interés es una historia que se repite una y otra vez en empresas de capital español.

IBERDROLA y el PRESIDENTE

Herminio Blanco fue Secretario de Industria y Comercio con Ernesto Zedillo, candidato a la Presidencia del Banco Mundial y fundador de la firma de asesoría en comercio internacional más respetada del país.

Fue un fichaje de lujo para Iberdrola.

Sin embargo, la adquisición más valiosa para Ignacio Sánchez Galán fue la de Felipe Calderón. Tener a un Presidente en la nómina no es cosa menor.

En el 2016, la subsidiaria estadounidense de Iberdrola contrató a Calderón como consejero independiente.

Tres años antes, la empresa española había incorporado a su consejo de administración a Georgina Kessel, la Secretaria de Energía calderonista. Tomó el puesto apenas cinco meses después de dejar su cargo público.

Sergio Alcocer, subsecretario de Relaciones Exteriores durante la administración de Enrique Peña Nieto, también fue parte del dream team de Iberdrola.

Las conexiones pagaron:

Pese a ser señalada por la Auditoría Superior de la Federación, Iberdrola firmó un contrato de suministro de gas natural de 4 mil millones de dólares con la CFE.

EL EMBAJADOR GIL DÍAZ

Aquí se intersectan los intereses de la mayor empresa de telefonía en España, el banco más importante de México y el grupo de medios que edita al Diario el País.

Francisco Gil Díaz, el Secretario de Hacienda de Vicente Fox, es el Presidente de Telefónica en México; fue compañero de consejo de Ernesto Zedillo en Grupo Prisa y comparte con Jaime Serra Puche un lugar en el Consejo de Administración de BBVA Bancomer, la institución que produce el 40 por ciento de las utilidades de la matriz española.

Los intereses españoles en México dominan las industrias en las que el capitalismo de cuates es la regla y no la excepción: la banca, la construcción de infraestructura y el sector eléctrico.

En todos estos casos, el modelo de negocios depende en gran de la relación con el gobierno.

En junio del 2008, El Presidente Felipe Calderón tuvo una reunión en España con prácticamente toda la élite empresarial ibérica. Uno de los gobernadores que lo acompañaron a la gira fue nada más y nada menos que Enrique Peña Nieto.

La cumbre marcó un antes y un después en la relación de negocios México-España.

Ésta es la lista de los asistentes. ¿Cuántos de estos nombres han incurrido en algún conflicto de interés? La respuesta es lamentable.