FACEBOOK

VISTAS
06 de Agosto del 2019

Igual de pobres que hace 10 años

Pareciera que no se hizo nada
En la última década, la reducción de la pobreza registró una tendencia hacia el estancamiento, pues la disminución en la pobreza extrema entre 2008 y 2018 fue prácticamente marginal. El Coneval informó que el porcentaje de la población en situación de pobreza pasó de 44.4 a 41.9 por ciento entre 2008-2018; no obstante, en números absolutos se registró un aumento de 2.9 millones más de mexicanos pobres durante el periodo de referencia, al pasar de 49.5 a 52.4 millones de personas. El secretario ejecutivo del Coneval, José Nabor Cruz Marcelo, mencionó que, si bien hubo un aumento en el número de mexicanos pobres en 10 años, se tiene que considerar que también hubo una transición demográfica en la última década en la que se pasó de una población total de 111 a 125 millones de personas, lo que se refleja en el cambio en las tendencias entre porcentajes y números absolutos. Durante la presentación del estudio “10 años de medición de pobreza en México 2008-2018”, el organismo autónomo dio a conocer que el porcentaje de la población total en situación de pobreza extrema pasó de 11 a 7.4 por ciento entre 2008-2018; o sea, 12.3 a 9.3 millones de personas entre 2008-2018. Cruz Marcelo, acompañado por los seis consejeros académicos independientes, dijo que el estudio de la medición de la pobreza para el periodo 2008-2018 significa que, por primera vez, México tiene una “fotografía” de 10 años consistentes que refleja la evolución y tendencia de los niveles de pobreza, una estadística que tendrá que ser valorada por los gobiernos. “Sí, estamos en un escenario de estancamiento”, Cruz Marcelo respondió a pregunta expresa. La Medición Multidimensional de la Pobreza se basa en medir seis carencias sociales: acceso a la alimentación, rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda, así como la suficiencia de su ingreso frente a la línea de bienestar. De acuerdo con el organismo investigador, una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias. Mientras tanto, una persona se encuentra en pobreza extrema si tiene tres o más carencias y su ingreso está por debajo de la Línea de Bienestar Mínimo.