FACEBOOK

VISTAS
23 de Abril del 2020

El Pentágono tiene una petición para AMLO: abrir la economía

México produce componentes esenciales de la cadena de valor de contratistas militares como General Dynamics, Boeing, Raytheon, Lockheed Martin y General Electric. Las operaciones del sector industrial mexicano son un asunto de seguridad nacional para el Pentágono.
El Pentágono americano le está pidiendo al presidente López Obrador reabrir la economía y alinear la reapertura de las cadenas de valor en México al calendario industrial de Estados Unidos. En palabras del medio financiero Zero Hedge, tuvo que llegar una pandemia global y un cierre económico masivo para entender que el complejo industrial militar de Estados Unidos depende en gran medida de sus proveedores de partes para sistemas de defensa ubicados al sur de la frontera. México produce componentes esenciales de la cadena de valor de contratistas militares como General Dynamics, Boeing, Raytheon, Lockheed Martin y General Electric. Las operaciones del sector industrial mexicano son un asunto de seguridad nacional para el Pentágono. De este tamaño es la presión que enfrenta el gobierno de la 4T para romper el protocolo sanitario, justo en el momento en el que el Consejo de Salubridad General anunció el inicio de la Fase 3 de la epidemia del Covid-19, la etapa de mayor contagio. La semana pasada, la Asociación Nacional de Manufactureros, un grupo de cabildeo basado en Washington, envió una carta al presidente López Obrador. “Le urgimos a que reconozca y sea recíproco en el propósito de determinar si una compañía manufacturera es designada como crítica y esencial de acuerdo a los lineamientos emitidos por la Agencia de Ciberseguridad e Infraestructura del Departamento de Seguridad Interior”, sostiene el documento. La carta fue firmada por 327 CEOs de las principales compañías industriales de Estados Unidos, que incluye a los directores de Bombardier, Johnson Controls, Caterpillar, Cargill, Daimler, Honeywell, Nucor, Raytheon, Bosch y Procter and Gamble. El martes, Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México, comunicó que estaba haciendo todo lo posible para salvar las cadenas de suministro de América del Norte. El tweet fue una respuesta directa a la intervención del Pentágono. Ellen M. Lord, subsecretaria de Defensa, dijo que buscaría comunicarse directamente con Marcelo Ebrard. El canciller ha sido el principal enlace de la 4T con el gobierno de Estados Unidos. Sin embargo, hasta este momento, los canales institucionales de esa comunicación se realizaban a través del secretario de Estado, Mike Pompeo, y, en ocasiones, mediante Jared Kushner, yerno y asesor especial del presidente. Ahora, el Pentágono está buscando cabildear sus intereses de manera directa, sin intervención de la Casa Blanca. Para Andrés Manuel López Obrador, el reto está en encontrar un balance entre las medidas de sana distancia que se promueven todos los días en la conferencia de prensa de las siete de la tarde y cuidar la relación, no solo con la administración de Donald Trump, sino con los intereses que rodean al Departamento de Defensa de Estados Unidos. La prensa americana reporta que la relación de AMLO y Trump pasa por su mejor momento. No obstante, la tensión de los temas bilaterales sigue en aumento: la política migratoria, el cumplimiento del T-MEC y ,ahora, la reapertura de la economía prometen un nuevo episodio de incertidumbre. Washington ya hizo saber su posición. ¿Cuál será la respuesta del presidente López Obrador?