FACEBOOK

VISTAS
25 de Abril del 2019

¿Qué pasa con la piratería confiscada?

Registran decomiso de 45 toneladas de piratería. Y luego, ¿para dónde se van los artículos decomisados?
El aeropuerto de la Ciudad de México es lugar común de pesquisas para encontrar cargamentos ilegales como droga, armas o efectivo. En este caso el hallazgo fue de 45 toneladas de piratería. Clones de lujo Lacoste, Louis Vuitton, Gucci, Nike, entre otros desfilaron en paquetes y paquetes de ropa, calzado, bolsas y relojes. En su conjunto los artículos plagiados suman 200 millones de pesos en el mercado ilegal. El decomiso fue logro de la Administración General de Aduanas y el SAT, que lo calificaron como histórico. Como punto de referencia, en el primer trimestre del 2019 apenas se confiscó la suma de 3 millones de pesos en piratería. ¿Y qué va a pasar con la piratería confiscada? En México no se respetan los derechos de propiedad. Y la piratería está en todo, incluso en las las aguas de Bonafont, las donitas Totis y los chicles Clorets. Para evitar esto contamos con un órgano de gobierno, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) que se encarga de poner orden en todo lo relacionado con los títulos de propiedad intelectual. Registro de marcas, patentes, derechos de autor, entre otras cosas son facultad del IMPI. Además tiene otras atribuciones que le permite sancionar el uso indebido de la propiedad industrial, llamémosle piratería. Puede realizar visitas de inspección, confiscar mercancía y hasta cerrar establecimientos. Aunque en su mayoría los decomisos son efectuados por las aduanas, el IMPI se encarga de resolver qué se hará con ellos. Y en su mayoría acaba así. En agosto del 2018, el IMPI destruyó más de 4 millones de productos pirata. Y si se suman las destrucciones del 2016 y 2017, la cifra ascienda a 10 millones de artículos tirados a la basura. Pero seamos sinceros, a los mexicanos nos encanta consumir piratería. La Cámara Americana del Comercio (AmCham, por sus siglas en inglés) dicen que 8 de cada 10 que compran artículos piratas no lo consideran un delito grave. Incluso le sale carísimo al país porque este comercio ilegal calcula pérdidas por 43,000 millones de pesos, según los cálculos de AmCham. Entonces, ¿vamos seguir consumiendo pirata?