18 de octubre 2021

13 de octubre 2021

Política

Pandora Papers: el expediente del hijo de Romero Deschamps

Los ‘Pandora Papers’ revelaron que Alejandro Romero Durán, uno de los tres hijos del ex líder petrolero Carlos Romero Deschamps, registró una empresa en un paraíso fiscal para hacerse de propiedades, automóviles y joyas

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Alejandro Romero Durán, uno de los tres hijos del ex líder petrolero Carlos Romero Deschamps, figura en los ‘Pandora Papers’ como accionista de una empresa offshore creada en las Islas Vírgenes Británicas, con la finalidad de administrar propiedades, automóviles y joyas.

¿Por qué importa?

  • Romero Deschamps, quien el 16 de octubre de 2019 renunció como secretario general del sindicato petrolero tras 26 años en la organización, está siendo investigado junto a su familia por la Fiscalía General de la República (FGR), por al menos nueve denuncias por actos de corrupción y lavado de dinero.
  • Algunas de estas causas fueron promovidas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y por la Secretaría de la Función Pública (SFP). Sin embargo, hasta antes del hallazgo de los ‘Pandora Papers’, la UIF no tenía conocimiento de la existencia de dicha sociedad opaca, ligada al hijo de Romero Deschamps.

El contexto:

De acuerdo con El País, integrante del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) que destapó los ‘Papeles de Pandora’, Alejandro Romero Durán figura al frente de la empresa offshore Steller Overseas Holdings, creada en 2001.

Los detalles:

  • Posterior a su creación, la compañía fue registrada por el despacho Aramo Trust Co. Limited, en Islas Vírgenes Británicas (considerado un paraíso fiscal) y para 2009, Romero Durán tomó el control al adquirir 30 mil acciones, junto a una mujer, identificada como María Cristina Rosalía Cid Durán, quien se hizo de 20 mil.
  • “Se sabe que utilizó una estructura opaca para resguardar una decena de propiedades apostadas en Ciudad de México, el Estado de México, Guanajuato, Quintana Roo e Hidalgo. Aunque se buscó a Alejandro y a su padre para conocer su versión sobre lo expuesto en esta investigación, no hubo respuesta”, reportó El País en el marco de la investigación global.
  • Según los documentos filtrados, al momento que Alejandro Romero Durán compró acciones, su padre ya tenía más de una década y media como líder petrolero.  Declaró que sus fondos provenían de la herencia que le había dejado su abuelo paterno -quien a decir de quienes lo conocieron, era un hombre de trabajo y sin lujos-.
  • Trident Trust fue la empresa encargada de resguardar las acciones al portador (esquema que proporciona un mayor secretismo), tanto de Romero Durán como Rosalía Cid, quienes figuraban como beneficiarios.
  • Para agosto de 2012, Romero Durán adquirió las acciones de su “socia” y cuatro meses después, solicitó al despacho la recisión de su contrato de custodia para que estas pasaran a ser acciones normativas y él ser el titular.
  • Tras confirmarse lo anterior, en enero de 2013, el hijo de Romero Deschamps hizo los arreglos correspondientes para que la empresa quedara inactiva, lo cual hasta la fecha no se ha concretado.
  • Según los documentos recabados en los registros públicos de la propiedad, al menos cuatro de los 10 bienes que en 2009 quedaron bajo el resguardo de Trident Trust están registrados a nombre de Romero Durán.
  • Entre ellos está un penthouse en la zona de Polanco, adquirido en 2007 por un monto de 6.2 millones de pesos y un departamento ubicado a dos kilómetros de ahí, por el que habría pagado 2 millones de pesos el mismo año.
  • Además, se tiene registrada una vivienda de 1,089 metros cuadrados, que Alejandro y su hermano José Carlos le compraron a su tía María Guadalupe Lidia Durán Limas, en la zona hotelera de Cancún por 3.9 millones de pesos en 2006.
  • También figura un lote de 950 metros cuadrados que Romero Durán le habría comprado a un ex empleado de Pemex, en Guanajuato, cuando éste tenía 22 años de edad en 1993.
Publicidad
Publicidad
Publicidad