18 de enero 2022

4 de enero 2022

Política

No hay manera con Manero

Una purga masiva que se está llevando a cabo en la Fiscalía General de la República encabezada por Alejandro Gertz Manero ha puesto a temblar a miles de funcionarios públicos, entre ellos agentes ministeriales, peritos y policías

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

El desempeño de la Fiscalía General de la República, a mitad de sexenio, no tiene contentos a muchos. Y parecería que entre ellos se encuentra el personaje que la encabeza: Alejandro Gertz Manero.

Y es que el encargado de la procuración de justicia a nivel federal ha emprendido una reestructuración masiva en la fiscalía, la cual tiene descontentos a cientos y ha puesto a temblar a miles.  

Poco antes de iniciar el receso de fin de año, distintas versiones comenzaron a alertar sobre despidos masivos -y presuntamente injustificados- en algunas áreas de la FGR.

De acuerdo con las versiones, en semanas recientes han sido destituidos cientos de agentes del ministerio público, peritos y policías, adscritos a distintas delegaciones estatales de la Fiscalía General de la República.

Según refieren algunos afectados consultados por Animal Político, se trataría de un plan progresivo que, en un primera etapa, involucraría a unos 250 elementos, pero que llegaría hasta cerca de mil funcionarios.

En su mayoría, señala el medio, los oficiales despedidos son policías ministeriales pertenecientes a la Agencia de Investigación Criminal (AIC), quienes, a pesar de las supuestas limitaciones presupuestales de la fiscalía, están recibiendo ofertas de entre 250 mil y medio millón de pesos, como indemnización. 

De acuerdo con denuncias de funcionarios destituidos, no hay oportunidad de inconformarse ante la decisión más que con un costo y tedioso amparo. 

Iván Chávez, abogado que busca conformar un frente de defensa legal contra la eliminación de las plazas, calificó la reestructuración como anticonstitucional y advirtió que la intención real del gobierno de la 4T sería la de sustituir a los agentes despedidos por elementos militares. 

Con una tasa de impunidad por los cielos y con los mega casos de corrupción sin lograr ser resueltos, la fiscalía de Alejandro Gertz Manero es quizá la dependencia federal más cuestionada del presente sexenio.

Ahora, el fuego arderá desde dentro. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad