FACEBOOK

VISTAS
05 de Septiembre del 2020

Niegan creación de México Libre

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) negó la creación del Partido México Libre de Felipe Calderón y Margarita Zavala.
Con siete votos en contra y cuatro a favor el pleno del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) negó la creación del Partido México Libre de Felipe Calderón y Margarita Zavala. México Libre pretendía competir en la contienda electoral de este 2021 para crear un contrapeso al partido Morena del Presidente Andrés Manuel López Obrador. El argumento que se utilizó para negar el registro y las prerrogativas a dicha asociación política fue que no era claro el origen de una parte de sus ingresos, pues según los consejeros del INE, México Libre tiene más del 5 por ciento de aportaciones de personas no identificadas. Las reacciones ante esta negativa no se hicieron esperar, el escenario perfecto para hacer los reclamos al instituto electoral fue Twitter, donde el ex presidente Felipe Calderón comentó. "Si querían negarle el registro a @MexLibre_, señoras y señores consejeros, al menos se hubieran ahorrado el ridículo de sus argumentos. No nos van a detener", escribió Así mismo la ex primera dama Magrarita Zavala, aseguró mediante un video que impugnará la decisión del órgano federal electoral, pues indicó que los argumentos utilizados por los consejeros fueron ocurrencias de último momento. “Todos los donantes de México Libre están totalmente identificados. Es falso que no lo estén. Si el INE dudará de su identidad tuvo siempre, y tiene aún, la atribución de corroborar con los bancos”. De haber conseguido la constitución como partido político México Libre recibiría por parte del INE al menos 168 millones de pesos de financiamiento público. Según la constitución para que una organización se pueda convertir en un partido político deben acreditar al menos 20 asambleas estatales con 3 mil participantes o 200 distritales con 300 asistentes, así como una afiliación de 233 mil 945 personas, equivalente a 0.26 por ciento del padrón electoral federal, así como transparentar los recursos o prerrogativas que aportan los simpatizantes a dichos órganos políticos.