28 de diciembre 2020

Política

Ni en México, ni en el mundo: la vacuna (aún) no está a la venta

La vacuna aún no está a la venta y los permisos para su uso comercial todavía van a tardar meses

Por Teresa Liaño

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

En un mensaje de redes sociales, el Presidente de México aseguró que las empresas privadas que quieran comprar la vacuna contra el Covid-19 en el extranjero para después venderla a los mexicanos, no tendrán ningún impedimento por parte del gobierno. 

¿Por qué importa?

Desde hace meses el gobierno federal informó que la vacunación sería universal y gratuita para todos los mexicanos, pero eso implica que el plan de vacunación será gestionado y controlado por el gobierno federal. 

AMLO ha compartido en varias ocasiones su negativa a que los privados participen en la logística, por el peligro de que muy pocos se vean beneficiados sobre la mayoría.

Ahora la historia es otra, porque este fin de semana fue la primera vez que el presidente abrió la puerta a los privados a la comercialización de la vacuna en México.

El asunto aquí es que la vacuna contra el Covid-19 solo cuenta con aprobación de emergencia, es decir, que el visto bueno para su uso comercial todavía tardará meses. Por lo pronto, el gobierno es el único habilitado para aplicarla.

El contexto

Pero esto no sucede solo en México, sino en todo el planeta.

Y es que las vacunas que ya se están aplicando (sí, la de Pfizer) aún no están finalizadas al 100%, siguen en la fase 3 de experimentación. Lo que sucedió es que, por la “emergencia” y porque ya ha demostrado ser segura y eficaz, los gobiernos le otorgaron al laboratorio un permiso de uso especial, pero con la condición de que podría ser retirado si surgieran efectos colaterales.

Estamos hablando de que faltan 12, 18 o hasta 24 meses para que las vacunas reciban permisos completos, donde ahora sí, podemos hablar de la comercialización.

Sin embargo esto no quiere decir que las empresas privadas no puedan participar en la logística de distribución y aplicación de la vacuna, de hecho en otros países lo están haciendo.

Por ejemplo, los reportes de gente que está consiguiendo la vacuna con privados en Estados Unidos no son casos de venta directa, sino del gobierno usando infraestructura de los privados para ayudar con la labor de vacunar a sus ciudadanos.

Mientras tanto, el gobierno mexicano continúa con el plan de que la Marina y el Ejército sean los encargados de llevar las dosis a todo el país, sin participación de privados. Eso a pesar de que comienzan a surgir los primeros casos de fallas en la logística y distribución. 

Hasta ahora, México ha recibido dos cargamentos de la vacuna de Pfizer-Biontech que suman casi 50 mil dosis; eso a pesar de que las autoridades habían prometido que antes de finalizar el año llegarían al país 125 mil dosis. 

Para 2021, el gobierno espera recibir 197.9 millones de dosis, según informó el vocero de la Presidencia.

Publicidad
Publicidad
Publicidad