FACEBOOK

VISTAS
13 de Marzo del 2018

¿Qué negocian Kushner y Televisa?

Días antes de que Jared Kushner viajara a México, recibió en su casa de Washington D.C. a los nuevos presidentes de Televisa, Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia
Los nuevos presidentes de Televisa, Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, tuvieron acceso directo a la Casa Blanca. Jared Kushner, el influyente yerno del presidente Donald Trump, literalmente le abrió la puerta de su casa de Washington D.C. a los ejecutivos de la cadena de habla hispana más importante del mundo. La reunión tuvo lugar el 2 de marzo, en la festividad judía del Purim, días antes de que el asesor presidencial de mayor peso en la administración de Trump viajara a México para encontrarse con el presidente Enrique Peña Nieto y con el canciller Luis Videgaray. Haim Saban, el presidente de Univisión, e Isaac Lee, director de contenidos de Televisa y Univisión, también asistieron al encuentro. Éste es el primer acercamiento que se hace público de Saban con el círculo cercano del presidente Trump. El empresario fue uno de los mayores donadores de la campaña presidencial de la candidata demócrata Hillary Clinton y Univisión ha sido uno de los mayores críticos  de este gobierno. El contexto del encuentro en la casa de Kushner  es importante: tanto Televisa como Univisión se encuentran en un punto de quiebre. En octubre, Emilio Azcárraga Jean dejó la dirección de Televisa, una empresa cuyas acciones han perdido el 38 por ciento de su valor en los últimos doce meses. La salida de Azcárraga y de José Bastón, el anterior jefe de contenidos de Televisa,  coincide con una creciente influencia de Univisión en la estructura corporativa de la televisora mexicana. Esto a pesar de que Televisa es dueña del 10 por ciento de Univisión y de que en enero del año pasado recibió el visto bueno de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos para ampliar su participación en la cadena estadounidense hasta un 49 por ciento. Hasta el momento, Televisa, ya sea bajo la dirección de Azcárraga o de los nuevos presidentes, no ha dado ninguna señal de que implementará esta opción de compra. Por otra parte, Univisión, está buscando un nuevo comprador, según dijeron personas familiares al asunto al diario The Wall Street Journal. La compañía anunció que su director general, Randy Falco, y su director de finanzas, Frank López-Balboa, dejarán su cargo. La empresa de Haim Saban dio a conocer esta semana que canceló sus planes para lanzar una oferta pública inicial en el mercado de valores de Nueva York. El motivo de la reunión de Kushner con Gómez, Angoitia, Saban y Lee es desconocido. Sin embargo,  lo que sí se conoce son los cuestionamientos que ha hecho la prensa estadounidense sobre los conflictos de interés del yerno del presidente, en donde se borra la delgada línea de lo público y lo privado. Kushner, junto con sus contactos de negocio y su injerencia en la administración de Trump, puede ser el factor que finalmente defina la turbulenta relación de Televisa y Univisión. En juego está el futuro de la televisión hispana, el instrumento de comunicación  masiva más relevante de la audiencia latina, que está ganando terreno a pasos agigantados en la cultura, la economía y la sociedad estadounidense. ¿Quién se comerá a quién, Televisa a Univisión o viceversa?