7 de agosto 2022

25 de mayo 2022

Política

Militarización: un paso a la vez

El presidente ha profundizado la injerencia de las Fuerzas Armadas en tareas civiles y de seguridad pública. Esta semana, le entregó al Ejército el control absoluto de las aduanas, uno de los sectores más cuestionados de esta administración en términos de corrupción

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador formalizó la entrega al Ejército del control absoluto de las aduanas, uno de los sectores más cuestionados de esta administración en términos de corrupción.

¿Por qué importa?

Pese a que en campaña prometió que sacaría al Ejército de las calles, el presidente Andrés Manuel López Obrador ya había anunciado en 2006 su política de militarización de la vida pública -en secreto-, en una reunión con el entonces embajador de Estados Unidos en México, Antonio Garza Jr.

El contexto:

  • Además de manejar los puertos, construir obras insignia de la 4T y colaborar en la seguridad pública a través de la Guardia Nacional, el 15 de julio de 2021, AMLO anunció que las Fuerzas Armadas manejarían las 49 aduanas que hay en el país.
  • Posteriormente, el 21 de diciembre, el presidente reformó el reglamento de la Agencia Nacional de Aduanas (ANA) para que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se hiciera cargo de las 21 aduanas fronterizas y la del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).
  • En tanto, la Secretaría de Marina (Semar) coordinaría las 17 aduanas marítimas y la del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), mientras que la ANA se quedaría al frente de las nueve aduanas interiores restantes.

Los detalles:

  • Sin embargo, este martes, se publicó una nueva reforma al reglamento con lo que la ANA cederá a la Sedena el control de aduanas de Guadalajara, Monterrey, Querétaro, Toluca, Torreón, Chihuahua, Aguascalientes, Puebla y Guanajuato.
  • Dicha coordinación por parte del Ejército consistirá en presidir una relación de colaboración entre las diferentes autoridades civiles y militares que operan en cada una de las aduanas, ahora completamente dirigidas por las Fuerzas Armadas.
  • Además, como parte de la reforma, se creará la Dirección General de Procesamiento Electrónico de Datos Aduaneros, la cual formará parte de la ANA y será dirigida por un militar.
  • “La Secretaría de la Defensa Nacional deberá llevar a cabo los actos administrativos necesarios para la transferencia de los recursos humanos, materiales y financieros necesarios para la creación de la plaza de la persona titular de la Dirección General de Procesamiento Electrónico de Datos Aduaneros prevista en este Decreto”, se lee en un transitorio, dado a conocer por Reforma.
  • Entre las funciones de la nueva oficina se encuentran la prevención del delito y detección de otras actividades ilegales en las aduanas, las cuales hasta diciembre del año pasado operaban por medio de la Dirección General de Modernización, Equipamiento e Infraestructura Aduanera.
  • Antes de la creación de la ANA -un órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público-, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tuvo por décadas el control de todas las funciones en materia aduanera.
  • En el decreto también se aclaró que la Sedena y la Semar participarán “como unidades responsables” en el manejo del fideicomiso previsto en el artículo 16 de la Ley Aduanera, mismo que al cierre de marzo presentaba un saldo de 45 mil 983 millones de pesos, siendo el segundo más cuantioso del gobierno federal.
  • Anteriormente, el reglamento había atribuido a los militares la facultad de crear nuevos fideicomisos, con el objetivo de recibir recursos por medio de los trámites aduaneros y destinarlos para obras y mejoras, lo cual ahora quedó descartado.
Publicidad
Publicidad
Publicidad